Primer revés electoral para Boris Johnson tras el escándalo del Partygate

Los conservadores del primer ministro británico, Boris Johnson, han sufrido un duro varapalo en unos comicios parciales celebrados en Inglaterra, en los que los laboristas y los liberaldemócratas se hicieron con dos escaños.

La derrota de los “tories” en las circunscripciones de Wakefield, norte de Inglaterra, y Tiverton & Honiton, al oeste, que habían ganado los conservadores en las generales de 2019, pone en entredicho la gestión del jefe del Gobierno, centro de las críticas por las fiestas en la residencia oficial de Downing Street durante la pandemia.

A raíz de este revés electoral, el presidente honorario del Partido Conservador, Oliver Downden, presentó este viernes su dimisión con efecto inmediato porque, según afirmó en una carta al primer ministro, “alguien tiene que asumir la responsabilidad”. 


Los resultados permiten conocer el nivel de respaldo de Johnson, quien recientemente afrontó una moción de censura interna de su formación por la controversia sobre las fiestas en la residencia de Downing Street durante la pandemia.

Aunque el “premier” conservador consiguió superar la moción, los analistas han recalcado que los diputados tories siguen con atención resultados en estas dos circunscripciones de cara a las elecciones generales de 2024. 

MÁS INFORMACIÓN