Primer ministro de Italia vincula el derrumbe de glaciar en los Alpes al cambio climático


El primer ministro italiano Mario Draghi vinculó este lunes el derrumbe en los Alpes del glaciar de la Marmolada, que dejó al menos siete muertos y ocho heridos, “a la degradación del medio ambiente y a la situación climática”, declaró tras visitar la zona.

“Esta es una tragedia que seguramente tenía un elemento de imprevisibilidad, pero también está sin duda relacionada con el deterioro del medio ambiente y la situación climática”, aseguró Draghi tras reunirse en Canazei (norte) con los equipos de rescate que buscan a cerca de 14 personas que siguen desaparecidas tras la avalancha del domingo.

Entre los heridos, dos están graves y en cuidados intensivos, aseguró a la prensa Luca Zaia, el gobernador de la región de Veneto.

Los equipos de rescate tenían pocas esperanzas de encontrar sobrevivientes este lunes tras el derrumbe de parte del glaciar de la Marmolada, provocado por una ola de calor.

El desastre ocurrió un día después de que se registrara un récord de temperatura de 10°C en la cima del glaciar, debilitado por el calentamiento global, así como por la ola de calor que azotó a toda la península italiana, lo que aceleró su deshielo.

Las posibilidades de encontrar sobrevivientes “son casi nulas”, advirtió a la prensa el jefe de los servicios de salvamento en alta montaña de la región, Giorgio Gajer.

Debido al mal tiempo que azota la zona este lunes, el helicóptero que transportaba al primer ministro Mario Draghi no pudo aterrizar a Canazei, por lo que tuvo que llegar en automóvil.

El glaciar se derrumbó cerca de la localidad de Punta Rocca, en el trayecto habitual para llegar a su cumbre. AFP (PIERRE TEYSSOT/)

“Es una situación muy peligrosa también para los rescatistas”, que no pueden avanzar a pie, explicó a la AFP el alcalde de la ciudad de Canazei, Giovanni Bernard.

Según la prensa, al menos tres italianos y un checo se encuentran entre los excursionistas muertos en el derrumbe.

“Encontramos algunos cuerpos destrozados entre el montón de hielo y escombros esparcidos por más de mil metros”, testificó Gino Comelli, de los equipos de rescate de alta montaña, citado por el diario Corriere della Sera.



MÁS INFORMACIÓN