“Podía presionar muchísimo a sí mismo, a compañeros, entrenadores, a todos”


Ettore Messina protagoniza la nueva entrega de The Coaching Experience, el formato de entrevistas de DAZN en el que se dan cita los mejores entrenadores de Europa para hablar de baloncesto. El entrenador del Armani Exchange Milano, que ha pasado por grandes banquillos continentales como los del Real Madrid o CSKA Moscú, alude al presente y al futuro del baloncesto europeo e identifica un problema para el que también aporta una solución.

“Creo que es fundamental para mejorar el juego en el futuro. También, en Europa, ahora tenemos jugadores que son más fuertes físicamente, más rápidos, más grandes y la cancha se les queda pequeña. Creo que va a ser un problema a largo plazo, no lo vamos a solucionar pronto”, apunta el preparador italiano.


La revisión de algunas reglas en el baloncesto FIBA también se ha puesto encima de la mesa como solución para mejorar el deporte y Messina tiene clara su postura: “A mí me gusta mucho como estamos en el baloncesto FIBA. Quizá, la figura de un jugador llamado ‘time-out’, que entre en el juego y no que solo pueda entrar cuando el juego esté parado. Esto daría una oportunidad a los entrenadores de dibujar una jugada e incluso cambiar un partido”.

Una evolución constante

Messina es, sin duda, uno de los entrenadores mejor reputados de Europa y su evolución en el banquillo es continua: “Creo que para ninguno es fácil. Tienes que adaptarte a situaciones distintas, a generaciones distintas. Personalmente, me gusta más entrenar que el propio partido, poder probar cosas, cambiarlas, corregir, vivir con el cuerpo técnico, con los jugadores mismos… Es una experiencia increíble, más que los partidos”, comenta el técnico. 

“Me ayudó mucho vivir cinco años al lado de coach Popovich porque él es un maestro en elegir lo que es necesario para el jugador individualmente y para el equipo, saber utilizar su tiempo y el tiempo del equipo de una manera increíble. No se gasta un segundo. Los jugadores ahora aprenden mucho, es una generación en la que lo digital les hace aprender las cosas de manera más sencilla“, explica Messina.

De Kobe Bryant a Sergio Rodríguez

Su experiencia en Estados Unidos como entrenador asistente de Gregg Popovich o Mike Brown le permitió conocer de cerca a estrellas del baloncesto como Tim Duncan o Kobe Bryant: “Kobe me hablaba en italiano, porque le gustaba cuando quería hablar de cosas que ninguno pudiese entender. De él, me quedo con la relación personal que tuve la suerte de tener pero, sobre todo, con un ejemplo comparado a Tim [Duncan] de distintos estilos de liderazgo. Al contrario que Tim, Kobe podía presionar muchísimo: compañeros, a sí mismo, entrenadores, todo… Y él siempre lo ponía muy claro: tú tenías que estar a un nivel muy alto cuando estabas con él, incluso con la presión psicológica, incluso en el mismo partido“, afirma Messina.

En su actual equipo, Messina mantiene una relación muy especial en Milán con el base internacional español Sergio Rodríguez: “Me gusta aprender unas palabras del idioma de la persona con la que estoy hablando, porque creo incluso que es una manera de acercarse. No se puede entrenar solo en italiano o en inglés. Todavía hay veces que en el partido o en el entreno hablo castellano con Sergio, porque me viene natural y creo que es importante también para él. Creo que también hay que cuidar esto, es una forma de respeto”, concluye.





MÁS INFORMACIÓN