Piden un plan nacional para afectados por asma grave que optimice la atención y capacite a los profesionales


El asma grave representa “el mayor grado de complejidad dentro de la patología asmática”, como explican desde la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA). Por eso, se necesita mejorar su abordaje con una mayor capacitación de los profesionales. Pues este tipo de asma suele resistir los tratamientos tradicionales y parece que nada consigue hacerle efecto.

Debido a todos los retos que el asma grave supone, desde SEDISA, en la celebración de la jornada “Retos y Medidas necesarias para la atención integral del paciente con asma grave” se reivindicó la necesidad de un plan nacional. En este algunos puntos claves son la reivindicación de la patología, la mejora en la capacitación de los profesionales y optimizar la atención a los pacientes.

¿Cuáles son las características del asma grave?


El asma grave presenta una sintomatología similar al asma normal. Las sibilancias, sensación de obstrucción de las vías respiratorias, disnea, tos, etc. Sin embargo, en el artículo Asma severa en adultos: enfoque, diagnóstico y tratamiento, aclaran que se deben cumplir con una serie de requisitos para que el asma diagnosticada se pueda considerar grave.

El primero es que hay un control muy pobre de los síntomas, y es que este es uno de los problemas principales del asma grave. A pesar del uso de inhaladores el asma no reacciona bien a este tipo de soluciones. El segundo, hace referencia a la duración de un episodio de asma que puede llegar a ser de hasta 3 días y una gran frecuencia de los mismos que afectan a la vida del paciente.

El tercero de los requisitos para un asma  grave es la gravedad que la sintomatología provoca en los pacientes y que los lleva hasta la hospitalización. La ventilación mecánica puede ser necesaria muchas veces en este tipo de pacientes, siendo ingresados en la unidad de cuidados intensivos. El último es la obstrucción de las vías aéreas que perdura tras el uso del broncodilatador.

En plan nacional de asma grave, necesario

Debemos tener en cuenta que la gravedad de este tipo de asma eleva las probabilidades de mortalidad. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “se estima que, en 2019, el asma afectó a 262 millones de personas y causó 461 000 muertes”. No es una enfermedad que deba tratarse a la ligera y mucho menos si estamos hablando del asma grave.


Niño con asma

Es por ello por lo que desde SEDIMA, la reivindicación de un plan nacional es vital y necesario. Hace falta conocer mucho más la enfermedad, darle la importancia que tiene y hacer muchas más investigaciones. Asimismo, la coordinación entre especialidades va a ser vital para un abordaje completo y adecuado para los pacientes que, a veces, no están bien diagnosticados.

Contar con el apoyo del Instituto Nacional del Asma Grave (INAG) será fundamental, así como crear unidades para el asma grave y mejorar la capacitación asistencial. Son muchos los cambios que si se llevasen a cabo beneficiarían a los pacientes diagnosticados con esta enfermedad que en muchas ocasiones hace que sus vidas corran peligro.



MÁS INFORMACIÓN