Piden “redirigir las estrategias políticas” agrícolas de la Unión Europea para fomentar el cultivo ecológico


El Instituto Agrícola Catalán de San Isidro ha pedido a la Comisión Europea “redirigir las estrategias políticas” en el sector agrícola “hasta volver a las producciones tradicionales”. Todo ello con el fin de establecer una condicionalidad ecológica en las zonas de cultivo y la independencia alimentaria de la Unión Europea (UE).

“Ha tenido que venir una fortísima crisis sanitaria y económica para hacernos caer en la cuenta de la importancia de las capacidades estratégicas agroalimentarias, en un contexto de restricciones en el comercio mundial”, explica la organización. Y es que, esta asegura en una nota de prensa que la pandemia de Covid-19 ha aumentado la preocupación en las instituciones europeas sobre “la seguridad del suministro alimentario de 27 países”.

Para incrementar la productividad agrícola, garantizar un nivel de vida equitativo a la población agrícola, estabilizar los mercados, garantizar la seguridad de los abastecimientos y asegurar al consumidor suministros a precios razonables, como se propone la Unión Europea, el instituto catalán plantea tanto generar permanentemente de excesos de oferta en los principales productos agroalimentarios como mantener bajo control los precios en origen de los alimentos.

Sin embargo, el “ideal agrícola y medioambiental” que pretende alcanzar la UE puede suponer “un error de base”, basado en l”a enorme distancia entre el modelo ideal y el modelo real de agroalimentación”. Es decir, para llevar a cabo cambios en estas políticas “hay que tomar en consideración el punto de partida y las condiciones existentes de competitividad, productividad y estabilidad de mercado”, subraya la organización.

Los datos de enero a noviembre de 2020 señalan que el exceso de oferta en la UE se situó en 56.202 millones de euros, con una mejora con respecto al mismo período de 2019 de 1.054 millones. “Si bien el global es positivo, el análisis de sus componentes también revela la dependencia europea de importaciones de terceros países” en diversos productos. Con lo cual, la asociación solicita un plan de contingencia que se focalicen en “aquellos eslabones de la cadena donde más se depende de las importaciones de terceros países que sean básicas en momentos de crisis”.

Por otro lado, ante “la ausencia de un mercado agroalimentario europeo totalmente integrado, fragmentar el mercado fomentando los mercados locales conduce a tensiones en la oferta disponible y, por tanto, en subidas de los precios”. Para lo que el Instituto Agrícola propone “cultivar en los próximos años el 50% de la superficie agrícola bajo los actuales cánones regulatorios ecológicos”, un aspecto que influirá en “los precios globales de las materias primas agrícolas hasta situarlos entre un 6% y un 10%”.

Es por esto por lo que los expertos sugieren que este plan sea considerado para redirigir las estrategias políticas de la Comisión Europea hacia las producciones “tradicionales”, es decir, aquellas que ya son prácticamente “ecológicas” dado que no se usan fertilizantes, pesticidas u otros productos

químicos.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: