PETA denuncia a la NHL por utilizar pingüinos en un partido


Los pingüinos en el espectáculo previo al partido de la NHL entre los Philadelphia Flyers y los Pittsburgh Penguins en el estado Heinz Field. (DAVE SANDFORD / NHL)


Los aficionados que, el pasado fin de semana, acudieron al estadio Heinz Field en Pittsburgh (Pensilvania) para ver el encuentro de la NHL (Liga Nacional de Hockey) que enfrentaba a losPhiladelphia Flyers contra los Pittsburgh Penguins, se encontraron con un espectáculo previo que ha molestado a la organización por los derechos de los animales Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés).

Antes de que comenzara el partido unos pingüinos entraron al estadio para deslizarse sobre el hielo. Cuando empezaron los fuegos artificiales, los pingüinos empezaron a correr aterrorizados buscando una forma de salir de allí. La organización dejó que los animales siguieran en el estadio hasta que acabase el espectáculo.

Tracy Reiman, el vicepresidente ejecutivo de PETA, espera que “nunca más se vuelvan a utilizar animales vivos en el Heiz Field”. “Los fans del hockey iban a ver a un grupo de grandes atletas compitiendo, no a unos animales aterrorizados“, añade Reiman en una carta publicada por el Pittsburgh Post-Gazette y que PETA ha remitido al presidente de los Pittsburgh Penguins y a la NHL.

“Es muy estresante para los animales salvajes, que naturalmente rehuyen el contacto con los humanos y son extremadamente sensibles a los cambios ambientales, estar enjaulados, ser usados como marionetas y estar expuestos a una muchedumbre ruidosa, con o sin explosivos“, asegura el vicepresidente ejecutivo de PETA.

Los pingüinos fueron cedidos por el Pittsburgh Zoo & PPG Aquarium que asegura que la NHL trabajó con ellos “para asegurar que los pingüinos estaban seguros y que disfrutaran su visita al Heiz Field”. Según el zoo los pingüinos ya habían asistido a otros eventos de este tipo por lo que “están muy cómodos rodeados de gente y ruido”. Además, eventos como este suponen una “una buena oportunidad de enriquecimiento para nuestros pingüinos al introducirles nuevos sonidos, nuevas cosas que ver y nuevos olores”.

En su carta, Reiman recuerda que tras los anuncios de cierre de los circos, como el Ringling Bros. y el Barnum & Bailey, o la cancelación de los espectáculos con animales en algunos zoos de EE UU, “nunca ha estado tan claro que el público no apoya los abusos a animales para entretener a los humanos“. “¿Podrían, por favor, asegurarnos que no volverán a utilizar animales para este tipo de espectáculos?”, les pregunta Reiman a los organizadores del evento.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook