Periodista colombiana es intimidada con auto fúnebre


La periodista Cecilia Orozco, directora del informativo Noticias Uno, fue intimidada con una coche fúnebre que la siguió durante cuatro kilómetros en Bogotá, denunció este lunes el medio y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).

Según la ONG, se trató de un “mensaje de amedrantamiento”. Durante el último feriado de marzo (19-21), Orozco se movilizaba en la noche con escoltas de la Unidad Nacional de Protección, el órgano estatal que salvaguarda a personas amenazadas, cuando se produjo el seguimiento.

En vídeos de cámaras de seguridad revelados por el medio -que se caracteriza por sus críticas al gobierno- se ve pasar una camioneta seguida de una motocicleta con guardaespaldas y, muy cerca, el auto fúnebre.

“En ese momento, se alertó a la Policía, que detuvo el vehículo e interrogó a su conductor, quien afirmó que estaba haciendo un servicio en el que debía recoger un cadáver y un compañero le había dicho que siguiera el esquema (de seguridad)”, explicó la FLIP en un comunicado.

Noticias Uno dijo haber consultado a las dos empresas para las que supuestamente trabajaba el chofer, pero ambas negaron que tuvieran actualmente vínculo con el conductor. Sin revelar su identidad, el hombre trabajó con una de las compañías hasta diciembre, precisó el medio.

“No tenía ataúd para transportar cadáveres, no portaba acta de fallecimiento, ni permiso sanitario para movilizar un cuerpo”, denunció el medio.

La FLIP le pidió a la fiscalía realizar “una investigación diligente” para “dar con los responsables y los motivos de estos hechos”

“Esta intimidación es aún más grave si se tienen en cuenta las agresiones de las que han sido víctimas tanto Noticias Uno, como su directora, Cecilia Orozco”, añadió.

La ONG recapituló algunas, como una orden de la fiscalía para inspeccionar los archivos del informativo en diciembre del 2021. Aunque finalmente no se cumplió la diligencia, la acción constituye un “riesgo” para la “libertad de prensa”, “las fuentes y los periodistas del medio”.

“La FLIP también conoció que durante el 2021 Orozco se enfrentó a cuatro procesos legales diferentes, que pretendían silenciar las opiniones que daba (…) Este acoso judicial ha tenido impactos económicos, laborales y personales en la periodista”, añadió.

De acuerdo al más reciente informe de esa ONG colombiana, la violencia contra periodistas en el país aumentó en 2021 y dejó 768 víctimas de algún tipo de ataque. La fuerza pública fue el mayor agresor el año pasado.

Desde la firma del acuerdo de paz con la exguerrilla FARC en 2016, ocho reporteros han sido asesinados, lo que ubica a Colombia en el cuarto lugar de países más peligrosos para ejercer el oficio en América Latina, detrás de Cuba, Venezuela y México, según Reporteros Sin Fronteras.



MÁS INFORMACIÓN