Peligros de las pastillas para dormir y cómo evitarlos


(CNN) — Las historias de pastillas para dormir que salieron mal son legendarias.

Pregúntale a cualquier auxiliar de vuelo y escucharás historias divertidas de personas que caminan dormidas, se quitan la ropa o incluso se levantan y orinan en el asiento vecino.

El uso de pastillas para dormir también puede ser mortal. Hasta medio millón de “muertes en exceso” en Estados Unidos se debieron al uso de medicamentos para dormir llamados sedantes hipnóticos, encontró un estudio de 2010.

Las personas con recetas para esos somníferos, que incluyen zolpidem y temazepam, tenían cuatro veces más probabilidades de morir por accidentes y problemas de salud derivados del uso en comparación con quienes no usaban esos medicamentos, según el estudio. Incluso las personas que tomaban menos de dos pastillas para dormir al mes tenían tres veces más probabilidades de morir que las que no lo hacían.

Si estás usando, o está pensando en usar, un somnífero recetado o de venta libre, ¿qué necesitas saber para hacerlo de manera segura? Le preguntamos a la Dra. Jing Wang, profesora asistente de medicina pulmonar, de cuidados intensivos y del sueño en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

CNN: Cuando alguien acude a ti con insomnio u otro trastorno del sueño y te pide ayuda para conciliar el sueño, ¿le das una pastilla para dormir como primer paso para un alivio inmediato?

Dr. Jing Wang: No, definitivamente no. Realmente tratamos muy, muy duro de no hacer eso. Cuando alguien llega con insomnio, tomamos un historial médico y de sueño muy completo. Es muy importante que la persona comparta sus datos personales para que podamos identificar cuál podría ser el origen del insomnio. ¿Es conductual o está relacionado con medicamentos o enfermedades médicas?

Les preguntaré: “¿Cuál es su horario durante el día? ¿Qué hacen en las noches?” para tratar de encontrar sus factores estresantes físicos y emocionales. ¿Está esta persona en una pantalla todo el tiempo en el trabajo y en casa?

Luego nos centramos en cómo esa persona se prepara para ir a la cama: “¿Tiene rutinas? ¿Tiene una hora fija para acostarse?”. Con frecuencia, el insomnio se perpetúa por lo que hacemos en respuesta a no poder dormir. Las personas se vuelven muy creativas en formas que pueden no ser útiles: se comunican por teléfono, revisan correos electrónicos o responden mensajes de trabajo, o duermen con la televisión encendida. Ambos te exponen a la luz azul, que envía una señal al cerebro para que se despierte. De vez en cuando, habrá gente que diga “Me levanto y hago ejercicio”, ¡lo cual definitivamente no es lo que quieres hacer!

¿Cómo impacta la falta de sueño en el ser humano? 3:02

CNN: ¿Cuándo podría recomendarse una ayuda para dormir?

Wang: Nuestro enfoque de primera línea es presentarles a los pacientes una forma de terapia cognitiva conductual llamada CBTI, que es específica para el insomnio. Educa a los pacientes sobre comportamientos de sueño saludables, como horarios regulares para acostarse y despertarse, mantener las pantallas y las luces azules fuera del dormitorio, hacer cosas relajantes antes de acostarse, etc. Se trata de las asociaciones que nuestro cerebro hace con nuestro entorno de sueño y cómo nuestros comportamientos o actividades afectan eso.

Si tenemos a alguien que claramente está luchando por un inicio muy agudo de insomnio, y hay un factor o cambio identificable en su vida, entonces podríamos tener una discusión sobre una prueba a corto plazo de una ayuda para dormir durante algunas semanas o un mes más o menos, y solo con chequeos regulares.

Y establecemos expectativas claras sobre el uso a corto plazo, porque no queremos simplemente recetar un somnífero y que la persona lo tome durante los próximos 30 años. Queremos llegar a la raíz del problema de una manera más saludable solucionando lo que desencadena el insomnio.

CNN: ¿Por qué el uso a largo plazo de un medicamento para dormir no es saludable?

Wang: Depende, ya que las personas tienen diferentes respuestas y pueden ser susceptibles de diferentes maneras. Algunas de estas ayudas para dormir pueden volverse adictivas, por lo que la persona siente que no puede dormir sin ellas. Pueden ser peligrosos si se mezclan con alcohol o ciertos analgésicos. Algunos causan somnolencia diurna y pueden interferir con la conducción y otras actividades motoras.

Los somníferos sedantes se han asociado con alucinaciones y comportamientos disociativos. Las personas han conducido autos, cocinado comida, caminado dormidas y hecho llamadas telefónicas, todo sin recordar cuándo se despertaron. Después de despertar, las personas pueden ser susceptibles a la somnolencia y la confusión, como un efecto de resaca.

CNN: Hablemos de los medicamentos de venta libre. ¿Es eso un problema?

Wang: Cualquier medicamento es un arma de doble filo: tiene sus usos pero siempre tiene efectos secundarios.

Uno de los mejores consejos que siempre doy a los pacientes es decirles que realmente traten de evitar los somníferos de venta libre. Pueden tener efectos secundarios imprevistos, como volverte hiperactivo en lugar de somnoliento. Existe la posibilidad de interacción con los sedantes recetados, que los pacientes también pueden estar tomando. Y siempre existe la posibilidad de un uso indebido o excesivo porque piensan: “Oh, es de venta libre, así que es seguro”.

Toma la melatonina. Algunas personas informaron haber tomado 30 o incluso 60 miligramos de melatonina y eso podría ser peligroso; simplemente no lo sabemos todavía. En realidad, no está regulado, por lo que las sustancias que no son melatonina se pueden mezclar en la píldora o tableta. Podría tener dolores de cabeza, uno de los efectos secundarios conocidos de la melatonina. O podría tomarlo en el momento equivocado e interferir con su ritmo circadiano.

Los antihistamínicos, por ejemplo, crean sequedad en la boca, mareos y una especie de sensación de resaca al día siguiente. También pueden tener efectos anticolinérgicos, como retención urinaria, visión borrosa, estreñimiento y náuseas. El uso crónico y regular de estos agentes se ha relacionado en algunos estudios con un mayor riesgo de demencia.

Finalmente, el uso de somníferos de venta libre puede potencialmente retrasar la consideración de sus problemas de sueño como una preocupación y la búsqueda de atención: “No hay razón para que vea al médico del sueño o hable con mi médico acerca de mis problemas de sueño. Simplemente puedo seguir usando un agente de venta libre”.

Por qué no deberías fumar marihuana antes de dormir 0:51



MÁS INFORMACIÓN