Pasos para seleccionar el colchón adecuado



Todo articulo que se va a adquirir para nuestro hogar debe ser seleccionado con mucho cuidado por eso te damos unas recomendaciones para cuando vas a comprar muebles, principalmente aquellos que brindan confort.
 
Es por ello, que al momento de comprar se deben tener en cuenta algunas recomendaciones, en especial si se trata de  nuestro futuro colchón.
 
El colchón que vas a elegir debe adaptarse a tu cuerpo manteniendo siempre el equilibrio natural de la curvatura de tu espalda sin forzarla ni doblarla.
 
Si duermes acompañado lo ideal es un colchón con resortes independientes conocidos como  “Pocketed Coil” los que permiten independencia de movimientos de las dos personas.
 
Un aspecto importante a tomar en cuenta  es el tamaño, ya que el  ideal de un colchón debe ser de unos 10 centímetros más que la altura de quien dormirá en él, según Ocean Drive.
 
Para las personas con una mayor masa corporal  necesitan un colchón firme que  proporcione buena sujeción y para los que están más  ligeros optar por uno con mayor flexibilidad.
 
Intenta acostarte en él y observa si estando boca arriba con las piernas estiradas  no forma un arco la columna, si no es así entonces  es que el colchón es adecuado para ti.
 
Si en tu caso eres una persona que se mueve mucho mientras duermes,  también debes escoger uno firme y con resortes independientes  que te permita girar fácilmente sin ningún problema e incluso no le causaras molestias a tu compañero. 
 
En el caso de que seas de los que les gusta dormir boca arriba escoge un colchón firme y si prefieres de lado uno suave para que el hombro pueda hundirse levemente.
 
En referencia a los  colchones con espumas de gel, estos son ideales para las personas que sufren de calor al dormir y los que son de 100% espuma. son los ideales  para los friolentos.
 
No debes olvidar tener  en cuenta que tipo de uso le vas a dar a el colchón, si  sera de uso eventual como segunda residencia o invitados, o si es tu cama diaria.
 
Recuerda que pasas 1/3 de tu vida en la cama, es decir 26 años promedio, por ende asegúrate de comprar uno de excelente calidad y que realmente valga su precio. 
 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?

Facebook