Panamá sigue esperando la respuesta de EE.UU. sobre la renegociación del TPC


El viceministro de Asuntos Agropecuarios, Carlos Rognoni, dijo que a la fecha el gobierno no ha recibido respuesta de EE.UU. sobre el TPC. Por su parte, los principales representantes de los productores alertan sobre las afectaciones que tendrán si entra en su totalidad la vigencia del tratado

El Gobierno panameño sigue esperando la respuesta que dé Estados Unidos (EE.UU.) a su solicitud de revisar los términos y condiciones del programa de desgravación arancelaria fijado para 2025 en el tratado de promoción comercial (TPC) y que afecta renglones sensitivos como el arroz, la carne bovina, el pollo y los lácteos.

Ya han pasado tres semanas desde que la canciller Erika Mouynes enviara dos notas oficiales a la embajada estadounidense y que fueron recibidas por el encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Stewart Tuttle.

“Todavía no hemos recibido respuesta y esperamos que las autoridades estadounidenses se pronuncien al respecto”, dijo el viceministro de Desarrollo Agropecuario, Carlo Rognoni, cuando fue abordado sobre el tema durante la instalación de la comisión agropecuaria del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), ayer martes.

Rognoni comentó que la aspiración de Panamá es darle continuidad a la protección del sector agropecuario en los cuatros renglones sensitivos, que representan más del 50% del aporte de la economía del sector.

Según las proyecciones elaboradas por el Mida junto con la Asociación Nacional de Avicultores y la Asociación Nacional de Porcicultores, esos cuatro renglones serían los más afectados por la desgravación.

Lo que pedimos es que se nos deje seguir produciendo en Panamá. “Ya hay alternativas que se van a plantear con análisis, pero eso dependerá de las negociaciones con EE.UU. en su momento”, expresó el viceministro de Desarrollo Agropecuario.

“El calendario termina en un arancel 0, para 2025, con lo cual se hace muy difícil competir por la asimetría de las economías y sobre todo por el tamaño que tiene la industria agrícola porcina de EE.UU. frente a la nuestra. Si desaparecen los aranceles estaríamos en una grave situación para seguir la actividad”, añadió.

José Concepción Sánchez, presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), es de la opinión que el gobierno debe solicitarle reciprocidad a EE.UU., después que Panamá le firmara una equivalencia sanitaria.

“Nuestro gobierno debe pedir reciprocidad porque nosotros le hicimos equivalencia sanitaria, por lo que debemos pedirlo para que no haya una lesión al sector agropecuario”, dijo Sánchez, quien también estuvo en la comisión agropecuaria.

Ítalo Salcedo, de la Asociación Nacional de Avicultores, manifestó por su parte que aunque el tema del TPC es “delicado”, los productores no tienen una visión negativa de la situación, ya que el mismo tratado tiene los mecanismos jurídicos de la revisión y habla de cuáles son los comportamientos de cada economía.

Dijo que solo piden que esos mismos mecanismos jurídicos que tiene el TPC sean activados en tiempos oportunos antes de llegar a la eliminación del arancel, ya que el tratado lo permite.

“No lo estamos negando porque Panamá no produce todo lo que consume y necesitamos las importaciones, pero hay productos sensitivos que se generan de la comparación de la economía de EE.UU. versus la de Panamá”, subrayó Salcedo.

El presidente de Anagan explicó que cuando se negocio el TPC en 2007 se establecieron situaciones de diferencias entre ambas economías, que llevó a que se hiciera un TPC preferente y estratégico de la sensibilidad a la producción panameña en los cuatros renglones antes mencionados.

No obstante, alertó que si no se considera una renegociación del TPC habrá un desplazamiento de la producción nacional frente a las importaciones, por eso apuestan a las negociaciones para que se vea la sensibilidad de ambas economías.

El viceministro de Desarrollo Agropecuario reconoció que los números dentro del TPC no favorecen al país, por lo que solo ve positivo que EE.UU. comprenda la preocupación que tiene Panamá. “Nosotros estamos aspirando a que se revise el calendario, los términos y condiciones que se le ha solicitado a EE.UU.”, concluyó.

Si se concreta la revocatoria para Fábrega, asumiría su puesto la actual vicealcaldesa Judy Meana.



MÁS INFORMACIÓN