Panamá, pasa de crisis sanitaria a socieconómica


Panamá ha pasado después de las afectaciones de la pandemia de una crisis sanitaria a una socieconómica.

Versión impresa

Y es que si bien se prevé crecimiento de la economía y del Producto Interno Bruto (PIB), ello no se refleja en la generación de empleos.

En estos momentos la mayor preocupación del ciudadano de la calle es no contar con un empleo digno, sumado al aumento de los productos de primera necesidad.

Como explica René Quevedo, consultor en inserción laboral: “La economía panameña crece, pero el empleo no. La expansión del Producto Interno Bruto (PIB) está siendo impulsada por su sector externo, concretamente las exportaciones de cobre de Minera Panamá y los mayores ingresos del Canal. Pero la demanda interna sigue deprimida, con sectores claves como la construcción, comercio al por menor y hoteles/restaurantes particularmente rezagados.

Destaca que Panamá experimenta crecimiento económico y crisis laboral, a la vez. Más aún, hay indicios de que la crisis laboral se está agravando.

Considera que no existe un plan de reactivación económica y menos de generación de empleo. “La única “estrategia” es la vacunación, pero ya el país no se encuentra en un Estado de Emergencia Sanitaria, sino Socioeconómica. A esto se agrega una creciente polarización política, inestabilidad social y un inminente colapso financiero de la Caja del Seguro Social (CSS), lo cual plantea un alto nivel de incertidumbre en el clima para las inversiones privadas en el país, agravada por el impacto de Ómicron y los eventos en Ucrania.

Google noticias Panamá América

A juicio del especialista, urge crear confianza para las inversiones y estimular el consumo. Esto implica eliminar todas las medidas impuestas para controlar la pandemia, inyectar liquidez al tejido productivo y atraer Inversión Extranjera Directa (IED). Sin inversión privada no habrá generación de empleo formal, y sin empleo formal, la CSS está condenada a muerte.’

2

años de restricciones, con excusas de la pandemia afectaron la generación de empleos en Panamá.

26

meses le quedan al gobierno de Laurentino Cortizo para terminar su gestión.

Agrega que el mero anuncio del acuerdo de las condiciones para nuevo contrato entre el Gobierno y Minera Panamá ($6,700 millones, la mayor en la historia del país) fue, en gran medida, responsable por la mejora de la perspectiva de deuda panameña, de Negativa a Estable, por parte de Fitch Ratings, en enero pasado.

Adicionalmente, la multinacional financiera y banco de inversiones estadounidense Morgan Stanley, en un informe fechado 16 de marzo 2022 y titulado “Una historia de Cobre”, alabó el desempeño económico panameño, asignando un rol protagónico a la minería en el futuro de la economía del país.

Recuerda que la expansión laboral en pandemia y postpandemia ha estado en el sector público. Si bien se ha recuperado parte de los 364 mil empleos formales perdidos en el 2020, haciendo un resumen del período 2019-2021, la planilla estatal aumentó en 71,370 funcionarios (+24%) y la empresa privada perdió a 238 mil trabajadores (-27%), incluyendo aquellos desvinculados una vez reactivados sus contratos, según registros de Mitradel.

En este contexto hay que agregar que los 400 mil panameños (as) que todavía reciben el vale digital porque no encuentran empleo, y otros 191,205 reciben apoyo del Estado a través Programa de Transferencia Monetaria Condicionada (PTMC) y la Tarjeta de Clave Social (TCS). Todo esto en un marco de precariedad de las finanzas públicas y la necesidad de recurrir a préstamos para financiar el presupuesto del Estado.



MÁS INFORMACIÓN