Panamá entregará a Lisboa los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud este domingo


Ante la presencia del papa Francisco, una delegación panameña hará entrega este domingo 22 de noviembre, de los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) a los jóvenes de Lisboa, próxima sede de uno de los eventos religosos más importante para el mundo.

Versión impresa

Se trata de una de las ceremonias más emotivas que marcan la preparación de una Jornada Mundial de la Juventud, detalló en un comunicado de la Arquidiócesis de Panamá.

En este evento están presente, el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa Mendieta, el secretario ejecutivo de la JMJ Panamá 2019, Víctor Chang, la embajadora de Panamá en Santa Sede, Miroslava Rosas, y un grupo de jóvenes panameños y centroamericanos.

Panamá fue sede de la JMJ en enero del 2019, evento que registró unos 117 mil peregrinos de todas partes del mundo, de los cuales 87 mil 445 de los inscritos llegaron a Panamá.

El informe de la Fundación de la Jornada Mundial de la Juventud detalló que un total de 400 mil personas participaron del Viacrucis realizado en la Cinta Costera y cerca de 700 mil personas estuvieron presentes en la misa final.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

La Cruz Peregrina y el icono de la Virgen María fueron develados en Panamá en el mes de agosto del 2018 durante la XLVII Cita Eucarística.

El nuevo logo de la JMJ Lisboa 2023 está inspirado en el tema “María se levantó y partió sin demora” (Lc 1:39).

La ceremonia se realizará a las 10:00 a.m. hora de Roma y 4:00 a.m hora de Panamá, con todas las restricciones sanitarias, se hará al concluir la Santa Misa celebrada por el Papa Francisco en el Altar de la Cátedra, el día de la Solemnidad de Cristo Rey en la conclusión del Año Litúrgico, detalla el comunicado. 

  VEA TAMBIÉN:  PodCast: La graduación de Lucas, tras el milagro de la mirada del papa Francisco en JMJ Panamá

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), un encuentro de jóvenes de todo el mundo con el Papa, fue instituida por Juan Pablo II en 1985, y desde entonces representa un tiempo de encuentro y de intercambio para millones de personas en todo el mundo.

La celebración en Lisboa estaba programada para el años 2022, no obstante, la pandemia obligó a reprogramarla para 2023.

 



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: