Panamá cae dos posiciones en el índice de competitividad del Foro Económico Mundial


A pesar de los avances que Panamá experimentó en materia de competitividad durante el último año, el  país no pudo mejorar ni mantener la posición de 2018 en el índice del Foro Económico Mundial (FEM).

El reporte emitido hoy 8 de octubre en Ginebra, Suiza,  indica que el país logró repuntar en sus puntajes, pero no fue suficiente para alcanzar una mejor posición debido a que otros países lograron avanzar con mayor rapidez en el Índice de Competitividad Global 4.0.

Panamá obtuvo la posición 66 entre 141 economías, perdiendo 2 posiciones al compararlo con el año 2018.

Los indicadores que se evalúan se organizan en 12 pilares: instituciones, infraestructura, adopción de las  tecnologías, estabilidad macroeconómica, salud, habilidades, mercado de productos, mercado laboral, sistema financiero, tamaño de la economía, dinamismo de negocios y la capacidad de innovación.

El 43.7% de los indicadores evaluados mejoraron su puntaje para este año y el 16.5% no cambió su evaluación, es decir, el 60% de los indicadores tienen resultados iguales o mejores; mientras que el 28.2% bajó en el puntaje y 11.6% son indicadores nuevos.

Panamá muestra ventaja competitiva en los pilares de salud (posición 32), estabilidad macroeconómica (posición 43), mercado de productos (posición 43) y sistema financiero (posición 46).

Parte de su fortaleza está  vinculada con el nivel  controlado de inflación, la eficiencia en los distintos servicios de transporte (portuario y aéreo), la solidez de los bancos, tratados relacionados con el medio ambiente, la conectividad  y la expectativa de vida.

Se mostraron avances en la libertad de prensa, el crimen organizado, fiabilidad de los servicios policiales, la eficiencia de los servicios ferroviarios, la dinámica de la deuda y la confianza en el suministro de agua.

Pero Panamá, frente al mejor país de América Latina (Chile) y el mejor país del mundo (Singapur), mantiene una amplia brecha en temas de institucionalidad, adopción de tecnologías y en la capacidad para innovar.

Con un puntaje de 84.8, Singapur es la economía más competitiva del mundo en 2019, superando a Estados Unidos, que cae al segundo lugar. Hong Kong se ubica en la tercera posición, seguido de Países Bajos y Suiza. 



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: