Paga más de 300.000 dólares por un NFT falso de Banksy… pero el estafador ‘se arrepiente’ y le devuelve todo


Tres factores: un NFT supuestamente de Banksy, un coleccionista británico con muchas criptomonedas quemándole en el bolsillo y un estafador de buen corazón, ¿cómo no iba a salir de aquí una buena historia?

Los NFT se compran en un momento determinado o mediante subastas con criptomonedas.

El resumen corto de la polémica es que un coleccionista que se hace llamar ‘Pranksy’ pagó más de 330.000 dólares en Ethereum por un NFT de alguien que dice ser Banksy después de que la imagen apareció en el sitio web del famoso artista callejero, sin embargo su representante negó que este estuviera involucrado en la obra y poco después el vendedor reembolsó espontáneamente el dinero a su dueño sin ningún tipo de justificación.

Parece ser que el tal Pranksy se enteró de que estaban subastando una obra de su amado artista en el mercado NFT OpenSea a través de alguien en su Discord. El coleccionista ‘picó’ porque el anuncio de la subasta estaba también en el sitio oficial de Banksy -en una página ahora eliminada de banksy.co.uk, según señala la BBC-. La web mostraba una imagen del NFT en venta, una persona al estilo Cryptopunk fumando frente a chimeneas industriales.

Los usuarios hackeados no tenían la verificación en dos pasos activada.

Menos de una hora después, el vendedor aceptó la oferta de Pranksy por 336.000 dólares, lo que hizo sospechar al coleccionista de que se trataba de una estafa. La sospecha prácticamente se convirtió en conocimiento cuando vio que se había eliminado cualquier rastro de la imagen de la web oficial. Y definitivamente supo que le habían engañado cuando el portavoz del artista confirmó que Banksy “no había creado ninguna obra de arte de NFT” -aunque no aclararon por qué había aparecido en enlace en banksy.co.uk-.

Suponemos que el coleccionista asumió la pérdida con mayor o menor talante, lo que desde luego imaginamos que no se esperaba era que el estafador le devolviera la suma pagada en Ethereum por el NFT -todo excepto la tarifa de transacción, casi 7.000 dólares-. La devolución puede comprobarse en Etherscan, aunque no hay ninguna nota que explique por qué se ha devuelto. Puede que simplemente se arrepintiese de la fechoría.

El collage está compuesto por 5000 imágenes digitales.

Obtener un reembolso después de una estafa de blockchain no es la norma. El sistema está diseñado para transferir fondos de una billetera a otra de forma permanente, y realmente no hay una forma viable de recuperar los fondos a menos que la persona a la que los envías decida devolverlos.

Las mentes más desconfiadas de Twitter aseguran que todo esto no es más que un truco publicitario, aunque Pranksy lo niega diciendo que “no querría arriesgar una posible relación futura con Banksy”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

https://platform.twitter.com/widgets.js



MÁS INFORMACIÓN