paga 1.000 euros para parar un vídeo sexual suyo, la verdadera causa de su separación de Makoke


Según indican varios medios, Iñigo Onieva está siendo extorsionado por un grupo de personas que están intentando vender imágenes íntimas suyas y por las que le exigen un total de 100.000 euros. 

Un delito del que hablaron en Fiesta, el nuevo programa de las tardes del fin de semana de Telecinco. Durante la tertulia, Makoke desveló que Kiko Matamoros fue víctima de un chantaje, motivo por el que, además, se produjo el fin de su relación.

La colaboradora recordó este duro episodio para la entonces pareja que formaba junto al exrrepresentante de famosos y que se produjo después de que ella viera varios mensajes enviados a su exmarido en los que se le pedía dinero para que no se difundieran unas fotos suyas de carácter sexual.


“Yo estaba de compras en un Corte Inglés y, por un problema con nuestros teléfonos móviles, los datos del teléfono móvil de Kiko se volcaron en mi teléfono. Allí vi unos correos electrónicos de una chica con la que Kiko se había intercambiado fotos sexuales y que le estaba extorsionando“, relató Makoke.

Según su relato, en el que también contó que ella nunca llegó a ver esas fotografías, ya que ya habían sido eliminadas en aquel momento, Kiko Matamoros llegó a pagar mil euros a la joven en cuestión, convirtiéndose así en víctima de lo que se conoce como una “sextorsión”. 

La colaboradora también reconoció que, en su momento, Kiko intentó negarle que había hecho el ingreso de los mil euros.



MÁS INFORMACIÓN