ONU pide un cambio radical de la manera de vivir



Las emisiones de CO2 tienen que ser frenadas de aquí a 2025 para que el futuro de la Humanidad sea “viable, de acuerdo a un informe del grupo de expertos de la ONU sobre cambio climático (IPCC) divulgado ayer.

Para que el calentamiento del planeta no genere cambios irreversibles, solo quedan tres años para que esas emisiones se estabilicen, y luego empiecen a caer, según ese Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

Hay que abandonar el carbón, y reducir en al menos un 60% el uso del petróleo, y del 70% en el caso del gas, de aquí a 2050, según el informe de expertos.

Si no se consiguen desarrollar técnicas de captura de carbono, el carbón debería ser abandonado totalmente, el uso del petróleo debería ser reducido en al menos 60% y el gas en al menos 70% de aquí a 2050, respecto a los niveles de 2019.

“Casi toda la producción mundial de electricidad debería provenir de fuentes con cero o baja emisión de carbono”, estima el IPCC.

Solamente el 10% de la electricidad producida en el mundo en 2021 proviene de la energía solar o eólica, calculan expertos del sector independientes.

Los hogares que representan el 10% con más ingresos en el mundo acumulan el 45% de las emisiones de gases de efecto invernadero, señala el IPCC.

Dos tercios de ese 10% viven en los países desarrollados. Las emisiones de las clases medias y desfavorecidas de los países desarrollados representan por su parte entre 5 y 50 veces más que sus homólogos en los países en desarrollo, añade su informe sobre medidas para combatir la situación.

Debatido a lo largo de más de dos semanas, el texto propone cambios radicales en la manera de vivir de la Humanidad, confrontada en la actualidad a un alza del precio de la energía a causa de la guerra en Ucrania.

“Disponer de políticas públicas, infraestructuras y tecnología para poder cambiar nuestro estilo de vida y nuestros comportamientos” es esencial para lograr esos objetivos, explica el grupo de expertos.



Source link