Oklahoma aprueba una ley que prohíbe casi en su totalidad el aborto y contempla penas de hasta 10 años de cárcel


  • Redacción
  • BBC News Mundo

corte suprema

Fuente de la imagen, AFP

Pie de foto,

La Corte Suprema podría revocar el derecho al aborto este verano.

El Congreso de Oklahoma aprobó este martes una ley que prohíbe casi en su totalidad el aborto, con lo que se convierte en el último estado controlado por los republicanos que trata de dificultar la interrupción del embarazo en EE.UU.

Numerosos estados del país gobernados por los conservadores han adoptado en meses recientes restricciones al aborto, mientras la Corte Suprema evalúa un caso que podría decidir este año el destino de Roe vs. Wade, la decisión que legalizó el aborto en el país en 1973.

La Cámara de Representantes de Oklahoma aprobó con 70 votos a favor y 14 en contra la nueva legislación, que penaliza el aborto con hasta 10 años de cárcel y una multa de US$100.000 en casi todos los casos, “excepto para salvar la vida de una mujer embarazada en una emergencia médica”.

El llamado Proyecto de Ley 612, que fue aprobado por el Senado el año pasado, debe ser firmada por el gobernador Kevin Stitt, un republicano que prometió en septiembre pasado dar su visto bueno a “toda legislación pro-vida” que llegara a sus manos.



MÁS INFORMACIÓN