Novedosa teoría sobre el origen del párkinson de neurocientíficos españoles


El doctor José A. Obeso, director de HM CINAC.
HM CINAC

Neurocientíficos del Centro Integral de Neurociencias HM CINAC de Madrid han planteado una nueva teoría sobre la enfermedad de Parkinson que cuestiona su origen periférico y lo sitúa en la corteza cerebral.

La hipótesis ha sido publicada en la revista científica Neuron por dos doctores: el director del HM CINAC, José A. Obeso, y uno de sus investigadores, Guglielmo Foffani.

La hipótesis de los neurocientíficos es que la corteza cerebral puede no ser el destino final de esta degeneración patológica, como se pensaba hasta ahora, sino al contrario: el lugar de su nacimiento. Esto explicaría el inicio focal de los problemas motores tradicionalmente asociados al párkinson.

La teoría más extendida sobre el origen de esta patología, “caracterizada por la lentitud, la rigidez y el temblor”, explica sus manifestaciones motoras por la muerte neuronal de la sustancia negra —la zona del cerebro que contiene las neuronas que generan la dopamina—, una región “crítica para el control del movimiento”.

La pérdida de neuronas, que “mueren” sin que se sepa “por qué”, no se produce de forma local, sino que se trata de “una etapa de un viaje patológico más complejo que progresa, literalmente, desde abajo hacia arriba”, ha precisado el doctor Foffani.

El cerebro, visto como un árbol

Para explicar el problema, comparan el cerebro con un árbol e indican que la enfermedad “empezaría en la parte baja del tronco, en la etapa presintomática”, para “subir a una altura intermedia, en la etapa sintomática temprana” y propagarse “hasta las hojas”, que equivaldrían a la corteza cerebral, en las etapas más avanzadas.

Sin embargo, la sintomatología que caracteriza esta dolencia suele aparecer de una manera muy focal “por ejemplo con el temblor en una mano o la lentitud de una pierna”, lo que supone una paradoja.

Por ello, los expertos apuntan a la corteza cerebral como posible origen de la enfermedad ya que ahí, en sus áreas somatosensoriales y motoras, se encuentra “el mejor mapa del cuerpo en el cerebro” y ello sugiere que es “la responsable inicial de ‘empujar’ de arriba abajo las más vulnerables neuronas dopaminérgicas de la sustancia negra hacia la degeneración”.

Esta teoría cortical es “disruptiva” respecto al origen del párkinson pero no implica “romper con las actuales hipótesis sino que pueden coexistir e incluso contribuir al desarrollo de nuevas terapias”, han añadido los especialistas.

Los investigadores de HM CINAC han abierto un período para desarrollar experimentos que permitan ratificar o bien descartar la teoría. “Lo que aprendamos de este proceso podría ser muy valioso”, ha asegurado el doctor Obeso, e incluso “conducir a nuevos desarrollos terapéuticos” con el desarrollo de tratamientos menos invasivos para la enfermedad.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook