“Nos dicen que los niños no enferman, pero es mentira”

Julieta, una niña de ocho años que vivía en la provincia de Lanús, en Buenos Aires (Argentina), falleció tras nueve días ingresada en un hospital por covid-19. A la pequeña comenzaron a salirle pequeñas manchas en la piel que, en principio, nadie asoció al coronavirus. Días después llegó la fiebre y otros síntomas hasta que, finalmente, su situación fue irreversible. 


El diagnóstico de Julieta, cuya historia fue relatada por sus padres al diario argentino Clarín, es que la covid le había provocado una infección en todos sus órganos vitales: pulmones, corazón, hígado que se denomina “síndrome inflamatorio multisistémico”. Se trata de un efecto cardiovascular de la infección por covid-19 en niños y adolescentes, que puede provocar como el shock, arritmias cardíacas, derrame pericárdico y dilatación de las arterias coronarias.

Casi 20 días antes, según contaron sus progenitores al citado diario, la familia tuvo un contacto estrecho con una persona infectada y, finalmente, tanto el padre de la pequeña Julieta, como su hermana mayor, de 16 años, tuvieron síntomas y pasaron la enfermedad aislados en su domicilio. La niña de 8 años, sin embargo, no tuvo ningún síntoma. 

“Es importante vacunar a todos los niños contra el Covid”

Días después, la niña comenzó a tener malestar gastrointestinal y fiebre muy alta que no remitía. Tras una radiografía de tórax, observaron que tenía una neumonía y su estado fue empeorando hasta que, finalmente, tuvieron que intubarla. Pero no toleraba la medicación. Finalmente, tuvo un paro cerebral irreversible y falleció. 

“Nos dicen que los niños no se enferman y es mentira”, dijo su madre, quien insistió en que es “importante” que se pueda “vacunar a todos los niños contra el Covid”.

MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: