Noche de rumba con mucho humo es lo que abunda en las discoteca


¡Ey, viejo, mando un par suelto de cigarrillo Malboro!, grita un joven a bordo de un vehículo, mientras los otros de atrás le pitan desesperadamente para que avance.

Esto es común verlo cada viernes, pues aplica el pregón de que el cuerpo lo sabe. Sí, en el corregimiento de Calidonia, la Avenida Central y Santa Ana, es la ruta donde se apuestan en un banquillo los vendedores de cigarrillo, menta y maní.

Ver: Paro en el colegio JARC no se levantará hasta que la ministra Vásquez dé la cara
 
Clientela tienen entre 16 y 26 años

 

Ismael Cruz, de 59 años, quien tiene 10 años de vender el producto en el área, dio fe de lo relatado, pues contó que jóvenes y adultos entre 16 y 26 años son su fiel clientes.

“Ya conozco a la mayoría. Siempre son los mismos, su perfil son de niños de mamá y papá con carros muy finos“, afirma.

Cuando se acercan esos días de farra y alcohol, Rodríguez, quien todo estos años la venta le ha servido para enviar a su hija de 19 años a la universidad y graduar a dos más, sabe que debe surtir su mesa de cigarrillo. Un fin de semana puede estar llegando de ingreso entre $100 y $150 .

Ruta después de la compra son las dicotecas

 

El “Don” como lo llaman en Calidonia, dijo con su voz peculiar que luego que compran el cigarrillo suelto o en cajeta, la ruta es el Casco Antiguo o los bares -discoteca que están en la vía de calle 18, ubicado en Santa Ana.

Este es un lugar donde la música, mujeres y luces son el principal atractivo para llamar a la gente.

Ver también: Sech: ‘Nunca más les pienso quedar mal’

Sabías que…

22

Es la cifra que se estima en cigarrillo decomisado

75%

Revela estudio de la Cámara de Comercio de los fumadores que consumen de contrabando

6%

Es la prevalencia de consumo.

 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook