Nayib Bukele inicia la era bitcoin en El Salvador con algunos contratiempos


El Salvador comenzó a utilizar el bitcoin como moneda de curso legal a la par del dólar, un polémico plan del popular presidente Nayib Bukele que arrancó el martes con problemas en el sistema, reclamos, desconfianza y una fuerte caída en el precio de la criptomoneda.

En el Centro Histórico de San Salvador algunas personas se agolpaban en el cajero automático “punto Chivo”, que permite transacciones entre dólares y bitcoins mediante una aplicación en el teléfono celular que funciona como una billetera electrónica.

Pero la denominada “Chivo wallet” aún no estaba plenamente disponible tras una caída del sistema.

“Ahorita, por el momento, los servidores no están para poder bajar la aplicación, pero nosotros estamos abiertos al público para cualquier duda”, dijo cerca del Parque Morazán Berenice González, gerenta de uno de los 200 puntos Chivo instalados por el gobierno en todo el país.

Unos metros más allá, en el Mercado Central, el comercio continuaba normalmente vía el dólar, moneda que hace 20 años adoptó este país.

Los vendedores pregonan la fruta y verdura en dólares. “¿Bitcoin? No”, dice una comerciante cuando un cliente le pregunta si lo acepta.

Tras cotizarse a media jornada sobre los 52 mil dólares en el mercado asiático, el precio del bitcoin sufrió un duro revés y se desplomó a 43 mil en los mercados europeos, aunque luego se recuperó hacia los 47 mil.

‘Un poquito de paciencia’

El experimento, único en el mundo, presentó problemas en el arranque.

“Por unos momentos no funcionará @chivowallet, la hemos desconectado mientras aumentamos la capacidad de los servidores de captación de imágenes”, escribió Bukele en Twitter, y pidió “un poquito de paciencia”.

Horas después avisó que ya estaba disponible para dos de las tres plataformas de descarga.

El gobierno ya ha comprado hasta el momento 550 bitcoins, equivalente a unos 26 millones de dólares a precios actuales.

La billetera electrónica Chivo para los teléfonos celulares viene con un obsequio equivalente a 30 dólares en bitcoins para quien descargue la aplicación.

“La expectativa es poder depositar un dinero y, a la larga, si sube el bitcoin, voy a ganar. Y también para comprar (…) porque ya esto del bitcoin está en todo el país”, dijo optimista Raúl Martínez, trabajador de una fábrica de 51 años.



MÁS INFORMACIÓN