Nadal reconoce que su juego debe mejorar para coronarse


Rafael Nadal, actual campeón del Masters 1000 de Roma, empezó con buen pie la búsqueda de un undécimo título de tierra batida en la capital italiana al derrotar ayer miércoles al estadounidense John Isner (27º), con marcador de 6-3, 6-1, en 1 hora y 16 minutos.

Cinco días después de su derrota contra el fenómeno Carlos Alcaraz en Madrid, en su primer torneo tras su problema en las costillas a finales de marzo, Nadal mostró que está recuperado.

El gran sacador estadounidense fue el primero en meter presión en el servicio del español con 3-3. Pero tras haber salvado dos bolas de break, el balear terminó por ganar su saque y fue él quien logró un break en el siguiente juego para acabar sirviendo para llevarse el set.

En la segunda manga, Nadal logró un break de entrada frente a Isner.

“Necesito reconstruir las cosas tras un parón difícil y eso es lo que trato de hacer. Debo simplemente mantener una buena actitud y veamos si soy capaz de conseguirlo”, comentó el español.

“Debo jugar mejor que hoy (ayer), pero es otra victoria para mí, y mañana (hoy, jueves) tengo otra oportunidad de jugar contra uno de los mejores del mundo”, dijo.

El español, de 35 años, vencedor en 10 ocasiones en la tierra batida romana, se encontrará en octavos de final con el canadiense Denis Shapovalov, de 23 años (16º). Es la tercera vez que los dos hombres se enfrentarán en esta fase del torneo italiano, hasta ahora con 2 triunfos de Nadal, en 2018 y el año pasado.

Otro que avanzó ayer fue Alexander Zverev.



MÁS INFORMACIÓN