Muere una mujer a causa de la ameba ‘comecerebros’ tras enjuagarse la nariz con agua del grifo

Resonancia magnética del cerebro de una mujer afectado por la ameba ‘comecerebros’.
Swedish Medical Center

Una mujer de 69 años ha fallecido en Seattle, Estados Unidos, tras infectarse con la ameba ‘comecerebros’, después de lavarse la nariz con agua del grifo, informa The Seattle Times.

La mujer había ingresado con convulsiones y en un principio se le diagnosticó un tumor cerebral. Cuando se sometió a una operación para extirparlo, un examen del tejido reveló que en realidad estaba infectada por la rara ameba ‘comecerebros’.

El doctor Charles Cobbs declaró que cuando abrieron, comprobaron que “una parte de su cerebro, del tamaño de una pelota de golf, estaba coagulado de sangre”. “Había amebas de este tipo por toda la zona comiéndose las células cerebrales”, añadió.

Así es y así actúa

Según los Centros Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, esta ameba es un microbio vivo unicelular, denominada Naegleria. Vive en agua dulce templada (lagos, ríos y aguas termales), así como en la tierra, pero no todos estos microbios son mortales, solo una especie afecta a las personas: la Naegleria fowleri.

Este parásito entra en el cuerpo humano cuando el agua con microbios pasa a la nariz, ya sea al nadar o al bucear en algún lago o río. De la nariz pasará al cerebro, donde destruye el tejido cerebral provocando en un 97% de los casos la muerte. Existen posibilidades de que la ameba ingrese por la nariz pero no llegue al cerebro, esto sucedería si la persona se suena la nariz antes de que a este microbio le dé tiempo a desenquistarse o si al sacar la cabeza del agua la persona expulsa el agua de su nariz con fuerza.

No es fácil que se produzca la infección. Son poco frecuentes, entre 2007 y 2016 solo se han registrado en Estados Unidos 40 casos, ocurridos principalmente en meses de verano. Pero cuando sucede, es fulminante. La infección destruye el tejido cerebral, inflama el cerebro y termina provocando la muerte.

MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook