Muere de un infarto el marido de una profesora asesinada en el tiroteo de Texas

El marido de una de las dos profesoras asesinadas en el tiroteo masivo de una escuela primaria en Uvalde, Texas, ha fallecido este jueves a causa de un infarto.

Así lo han comunicado los familiares de Joe García, marido de Irma García, a la cadena de televisión estadounidense FOX. La pareja llevaba casada desde hacía 24 años y tenían cuatro hijos en común.

Además, uno de los sobrinos de la pareja ha publicado este jueves un tuit en el que explica el inmenso dolor que atraviesa ahora la familia.  “Extremadamente desgarrador. Vengo con un profundo dolor para decir que el esposo de mi tía Irma, Joe García, falleció debido al dolor, realmente no tengo palabras para saber cómo nos sentimos todos, por favor oren por nuestra familia, Dios tenga misericordia de nosotros. esto no es fácil”.

García fue, junto a Eva Mireles, una de las dos maestras asesinadas junto a otros 19 estudiantes, todos ellos de entre 7 y 10 años de edad.

“Voy a disparar a un colegio”

Salvador Ramos, de 18 años, asesinó a 19 menores en el Robb Elementary School de Uvalde, Texas, junto a dos profesoras. Minutos antes ya había compartido sus planes con otro usuario a través de Facebook: “Voy a disparar a un colegio de primaria“.


Según los datos ofrecidos por las autoridades, el agresor, irrumpió el miércoles con un arma de mano, y posiblemente con un rifle, sobre las 11.37 hora local (16.37 hora GMT) en el colegio de Uvalde, a unas 83 millas (133 kilómetros) de la ciudad de San Antonio.

Según el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Chris Olivarez, cuando la policía llegó al edificio el agresor abrió fuego contra los agentes, hiriendo a dos de ellos. Tras el enfrentamiento, Ramos se adentró en la escuela, donde se atrincheró en un salón de actos del centro donde se encontraban decenas de niños, a quienes disparó indiscriminadamente.

Poco después, un equipo especializado de la policía llegó al centro escolar, al que entró y consiguió abatir a Ramos. En declaraciones a los medios, Olivarez explicó que, antes de montarse en un vehículo y dirigirse a la escuela, el agresor había herido de un disparo a su abuela.

Contra el lobby de las armas

Por su parte, el presidente Joe Biden ha anunciado que viajará a la ciudad “en los próximos días para reunirnos con las familias y hacerles saber que tenemos una idea de su dolor y, con suerte, traer un poco de consuelo a una comunidad en estado de shock, agravio y trauma“.


Amerie Jo Garza, de diez años. Su padre escribió en Facebook agradeciendo las oraciones por su hija: "La han encontrado. Mi pequeño amor está ahora volando con los ángeles".

Biden se ha pronunciado también sobre el lobby de las armas. “Como nación nos tenemos que preguntar cuándo, en el nombre de Dios, vamos a enfrentarnos a los grupos de presión a favor de las armas, cuándo, en el nombre de Dios, vamos a hacer lo que en el fondo sabemos que hay que hacer”, dijo en un discurso en la Casa Blanca tras la masacre.

El tiroteo de Texas es el más letal en Estados Unidos en lo que va de 2022, y el segundo en un centro escolar más mortífero de la última década.



MÁS INFORMACIÓN