Mitsubishi admite haber falsificado datos en sus productos de embalaje


Un grupo de empleados pasea por el exterior de la factoría de Mitsubishi Motor en Tokio, Japan.
EFE/Archivo

Mitsubishi Electric ha admitido este miércoles que su subsidiaria Tokan falsificó datos de productos de caucho que envió sin inspeccionar durante al menos una década, en el último caso de estas características detectado en una compañía japonesa.

La filial envió productos de caucho a prueba de agua y aceite sin las inspecciones necesarias, incluida la de durabilidad, a un número todavía no determinado de empresas, según indicó la matriz en un comunicado. Los productos, de los que no se ha revelado el monto total, se utilizaron principalmente para sellado y embalaje y no suponen riesgo para la seguridad, indicó la compañía.

Mitsubishi Electric, que ya ha empezado a ponerse en contacto con las compañías afectadas, ha abierto una investigación tras detectar las irregularidades y publicará sus hallazgos próximamente. El escándalo de Tokan se suma a una serie de falseos similares acometidos por fabricantes japoneses, entre ellos la metalúrgica Kobe Steel, el de materiales de construcción Mitsubishi Materials o el fabricante de vehículos Subaru.

El presidente de Mitsubishi Motors, Tetsuro Aikawa, ya anunció hace dos años su dimisión por el escándalo de falsificación de datos de consumo de varios modelos de minivehículos de la empresa, y afirmó que la dirección de la misma no ordenó dicha manipulación.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook