Ministro defiende que intervención militar en Río sea prorrogada por un año


El ministro de Seguridad Pública de Brasil, Raul Jungmann, defendió hoy que la intervención militar decretada por el Gobierno en el área de seguridad de Río de Janeiro sea prorrogada por un año más, hasta finales de 2019.

Jungmann dijo que sería importante que el futuro gobernador de Río y al próximo presidente del país, que resulten de las elecciones de octubre, evalúen mantener a las Fuerzas Armadas al mando del orden público de ese estado, que afronta una cruenta ola de violencia.

El decreto de intervención tiene validez hasta el 31 de diciembre de este año y ahora el ministro de Seguridad sugiere que ese plazo sea extendido por 365 días más.

“Creo que el futuro gobernante de Río actuaría con buen sentido si se dispusiera a prolongar por lo menos por un año más esta intervención porque es el tiempo necesario para que podamos concluir el legado. Si tenemos más tiempo, mejores resultados vendrán”, apuntó Jungmann en declaraciones a periodistas.

La intervención militar en el área de Seguridad de Río fue decretada por el presidente brasileño, Michel Temer, el pasado 16 de febrero con la intención de poner fin a la crisis de violencia que comenzó a mediados de 2016, se agravó en 2017 y alcanzó su pico este año.

La decisión, que fue duramente criticada por movimientos sociales y la oposición, dejó en manos del Ejército el control de las policías de ese estado, cuyos comandos fueron cambiados en una de las primeras medidas tomadas por la cúpula castrense.

Sin embargo, la presencia de las Fuerzas Armadas no se ha traducido en un descenso significativo en los índices de violencia de la región, donde se repiten episodios como el asesinato a tiros en marzo de la concejala Marielle Franco, cuya investigación está en curso sin que por el momento se haya detenido a ningún sospechoso.

Según datos del Instituto de Seguridad Pública de Río, las muertes como consecuencia de enfrentamientos con las autoridades crecieron un 46 % en mayo con respecto al mismo mes del año pasado.

Fueron registradas 142 muertes frente a las 97 en mayo de 2017 como consecuencia de los operativos policiales, mientras que en relación a abril de este año aumentó en 41 el número de víctimas mortales.

Según datos de la plataforma “Fuego Cruzado”, una persona es herida de bala cada seis horas en Río y en lo que va de año, más de 50 policías ya han perdido la vida de forma violenta.

Solo el año pasado la violencia en todo el estado de Río, cuya población se concentra mayoritariamente en la zona metropolitana de su capital homónima, causó 6.731 muertes, entre ellas más de 100 policías y diez niños alcanzados por balas perdidas. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook