Ministerio de Salud de Argentina difunde lista de beneficiados por escándalo de ‘vacunas VIP’


El Ministerio de Salud de Argentina dio a conocer este lunes un listado con los nombres de 70 personas que fueron inmunizadas con la Sputnik V, en medio de un escándalo por vacunaciones privilegiadas contra la Covid-19.

La lista incluye al presidente peronista, Alberto Fernández, y a gente de su equipo, así como al ministro de Economía, Martín Guzmán, y el embajador en Brasil, Daniel Scioli, entre otros, pero también nombres de dirigentes políticos, empresarios y periodistas.

También figura el expresidente Eduardo Duhalde (2002-2003), su esposa Hilda González y los hijos de ambos, Juliana y María Eva, además de segundas y terceras líneas de distintos ministerios.

Según La Nación el listado solo incluye a los vacunados por personal del Hospital Posadas, que suministraron las dosis en un centro de salud, en el Ministerio de Salud y en el Ministerio de Economía. No aparecen, entre otros, la vicepresidenta Cristina Kirchner, el ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi; el líder camionero, Hugo Moyano, y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, entre otros, quienes se inmunizaron con las partidas que se enviaron a la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires.

Hasta el momento, se vacunó al personal de salud y comenzó la inoculación a mayores de 70 años en la provincia de Buenos Aires y de más de 80 años en la capital.

El escándalo por las vacunas estalló el viernes pasado cuando el periodista Horacio Verbitsky, de 79 años, contó en una radio que por su amistad con el exministro de Salud Ginés González García había sido vacunado en el ámbito del ministerio por personal del hospital Posadas.

La confesión desató una andanada de reacciones adversas y derivó en que el presidente le pidiera la renuncia a González García, dos días antes de emprender un viaje a México.

“Va a tener mucho impacto en el corto plazo: este es un tema sensible e irritante, lo que amortigua es que el presidente haya reaccionado rápido y contundente (al pedir la renuncia del exministro)”, dijo a la AFP el consultor político Carlos Fara.

De 1.8 millones de dosis que ya recibió el país, la cartera nacional de Salud dispuso de 3 mil dosis, que están en el hospital público Posadas, mientras el resto fueron repartidas equitativamente entre las provincias que administran sus propios planes de inmunización.

“De ningún modo esas 3 mil vacunas fueron para cubrir una discrecionalidad del ministerio”, sostuvo la flamante ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien hasta el sábado pasado era secretaria de Acceso a la salud, de hecho una viceministra.

Argentina, con 44 millones de habitantes, suma más de 2 millones de contagios de Covid-19 y alcanza 51 mil muertes. Hasta ahora, el país ha recibido 1 millón 220 mil dosis de Sputnik V y 580 mil de Covishield, del instituto indio Serum.

El gobierno espera recibir “en los próximos días” un millón de dosis de la vacuna china Sinopharm contra la Covid-19, dijo Vizzotti.

“Se está trabajando para la entrega de un millón de dosis de la vacuna china en los próximos días”, declaró la ministra a radio el Destape. Esta vacuna recibió el domingo la autorización de emergencia del Ministerio de Salud.

Vizzotti agregó que la asesora presidencial Cecilia Nicolini “está trabajando en Rusia para tener un panorama de las fechas de entrega (de nuevas dosis de vacunas Sputnik V)” mientras que se avanza en resolver “la entrega para los primeros días de marzo de la vacuna de AstraZeneca”.

“En la medida que entren las vacunas, la población objetivo (de la campaña de vacunación), que son 15 millones de personas, puede estar vacunada en un tiempo relativamente corto”, afirmó.

A pedido de un fiscal, agentes policiales se presentaron la noche del lunes en el ministerio de salud en Buenos Aires en busca de registros del ingreso de personas en la sede de la cartera entre el 1 y el 19 de febrero, según fuentes judiciales citadas por la prensa argentina.

Unas 15 denuncias contra el exministro fueron recibidas este lunes en la justicia por este caso, pero la ministra negó la existencia de “vacunas VIP” dentro del ministerio.

“El concepto de que hay un vacunatorio VIP en el ministerio de Salud es falso. Lo que sucedió fue una situación puntual, que fueron a vacunarse 10 personas al ministerio de Salud y el presidente tomó las medidas”, afirmó la ministra.

Fara advierte que el escándalo seguirá. “El tema no terminó, habrá mas. Creo que a la corta o a la larga esto se resuelve con millones de vacunas, en la medida que haya vacunas para todos, que se hayan vacunado algunos, será irrelevante”, dijo el analista.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: