Miambiente está entre auditorías y proyectos


En los primeros seis meses de Milciades Concepción al frente del Ministerio de Ambiente (Miambiente), además de encontrar una deforestación indiscriminada en el país, se detectó un faltante de $250 mil.

Este fue el resultado de un examen que llevó a cabo la Dirección de Auditoría Interna de la entidad a la Dirección Metropolitana del ministerio. Este caso ya fue enviado a la Contraloría General de la República, para que efectúe una auditoría final, con el objetivo de que corrobore el hallazgo.

La información fue dada a conocer por el ministro Concepción, quien señaló que estas pesquisas formaron parte de las diligencias puestas en marcha para rescatar la institucionalidad del ministerio.

“Después de seis meses tenemos un ministerio más transparente y eliminamos cualquier acto de corrupción. Si se da esporádicamente exhortamos a la población a que denuncie al funcionario, porque inmediatamente procederemos a sancionarlo, tanto administrativamente como penalmente”, aseguró.

El ministro manifestó que durante este semestre también se avanzó en la participación ciudadana, ya que se encontraron con una entidad desligada y divorciada de la comunidad. Usó como ejemplo la reciente declaratoria de isla Boná como un área protegida, lo cual era un clamor nacional.

También hizo referencia a la moratoria que se estableció a los nuevos permisos de tala, para hacerle frente a la deforestación ilegal, sobre todo en Darién, de donde sale el 97% de la madera ilegal.

En cuanto a los desafíos de 2020, Concepción expresó que lo más importante es reducir la tasa de deforestación en el país. “Lo que hicimos los primeros seis meses fue ordenar la institución, pero el peor flagelo que tiene este país, ambientalmente hablando, es la deforestación”, remarcó.

Reveló que otro de los proyectos que espera concretar este año es construir un hospital para la fauna silvestre, y así atender animales heridos. La estructura estaría en Camino de Cruces, donde el ministerio tiene instalaciones, y el costo de la obra sería de $800 mil.

Allí habrían tres veterinarios, quienes junto a biólogos atenderán traumas y heridas. La instalación contará con una ambulancia.

Para Susana Serracín, dirigente de la Alianza para la Conservación y el Desarrollo, a la actual administración le ha correspondido el gran reto de enrumbar el norte de la institución, después del “oscurantismo” que predominó en la administración anterior y que debilitó enormemente la gestión ambiental.

“Considero que el Ministerio de Ambiente actualmente está poniendo atención especial al tema de las áreas protegidas, cuya adecuada gestión requiere de urgentes correctivos, como lo es la moratoria a la tala y el fomento a la reforestación, lo que redunda positivamente a la política de cambio climático”, aportó.

Entre los retos para 2020, Serracín consideró como prioritario impulsar una adecuada gestión del agua que garantice la seguridad hídrica de la población y los ecosistemas, fortalecer la educación ambiental en todos los niveles y que exista certeza del castigo para las personas y empresas que insistan en contaminar.

“Otro de los retos es mantener la política de puertas abiertas a la sociedad civil, para escuchar y atender los problemas que nos afectan”, concluyó.

Por su parte, Isaías Ramos, biólogo del Centro de Incidencia Ambiental, dijo que 2020 plantea retos “difíciles” para Miambiente, que van desde los incendios forestales agravados por las sequías y el fenómeno del Niño, hasta los grupos que se dedican a la tala ilegal, que aprovecharán estos meses de temporada seca para ampliar su actuar, y la práctica de roza y quema arraigada en un buen número de personas.

También resaltó el “poco apoyo” de la Asamblea Nacional para aprobar leyes de importancia ambiental real; que el Ejecutivo da pocos recursos a Miambiente, y la mora judicial, que entorpece la sanción de los delitos y que se traduce en fallos tardíos en casos complicados y de interés nacional.

Una muestra de lo planteado por Ramos es que en 2020 Miambiente contará con un presupuesto de $55 millones. La cifra es $14.4 millones inferior que el presupuesto asignado para 2019, que ascendió a $69.4 millones.

Este medio buscó la reacción del exministro de Ambiente, Emilio Sempris, para conocer su versión sobre la auditoría, y al cierre de la edición no hubo respuesta.



Source link