Mechaal: “Espero que me valoren como deportista y no como el independentista que dijeron”


Adel Mechaal participaba en los Europeos de Belgrado gracias a la cautelar que le concedió el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) a su sanción de 15 meses por supuestamente faltar a tres controles antidopaje y no se le ocurrió otra cosa que cuajar una carrera magistral que le dio la medalla de oro en los 3.000. Quizá por ello, respaldado por ese éxito que nadie esperaba salvo él mismo, el atleta destila unas ganas de reivindicarse y de poner las cosas en su sitio que pueden incluso más que la alegría por el hito. Mechaal atiende la llamada de 20minutos para sostener su limpieza en la pista y para zanjar la antigua polémica sobre un supuesto apoyo al independentismo catalán.

¿Se lo esperaba?
Sinceramente, me encontraba muy bien físicamente. Entreno a las órdenes de Antonio Serrano y me ha transmitido mucha confianza. Me dijo que estuviera tranquilo porque, tanto si la carrera era lenta como si era larga, yo estaba preparado. Esperar un oro en un Campeonato de Europa es complicado, porque hay rivales con muchísima clase, pero yo venía con los deberes hechos y estaba convencido de que podía lograrlo.

¿Lo habían entrenado de una forma diferente?
Sí, porque los rivales son diferentes. No es lo mismo una carrera táctica con un arreón final que una carrera estirada en la que vas a muerte. Habíamos entrenado las dos opciones y me veía bien en ambas, por eso fui con tanta confianza.

¿Se ha quitado un peso de encima?
Sí. Siento una euforia, porque además me he quitado la espinita que se me quedó clavada en Amsterdam (en los 5.000), cuando perdí el oro al final en la que dicen que es la carrera más apretada de la historia.

Me siento súper orgulloso de representar a España y de vestir esta camiseta

También se ha reivindicado como un atleta “limpio”…
Sí, porque estoy seguro de ello. Tres veces han intentado sancionarme, por decirlo así, y tres veces he logrado salir impune. Aún estoy con el expediente en el aire, esperando a que el TAS delibere, pero soy optimista, porque no hay ningún precedente en la historia del atletismo en el que el TAS haya concedido una cautelar si no es en vísperas de los Juegos Olímpicos, que es lo que ha hecho conmigo. Mis abogados creen que voy a salir favorecido porque el TAS es una institución muy seria que no se jugaría su prestigio en conceder una cautelar para luego quitar una medalla de oro en un Europeo o dos medallas en Campeonatos de España. El TAS no se la jugaría si no está cien por cien seguro de mí.

¿Tiene clara su inocencia?
Claro. Fíjate si lo estoy que este año quise mudarme a Madrid por dos motivos; uno, por estar en un centro de alto rendimiento (CAR) y empezar un ciclo olímpico con un nuevo entrenador, Antonio Serrano, y dos, para demostrar al atletismo español que, estando controlado, podía correr mucho más de lo que lo había hecho hasta ahora y así demostrar mi limpieza. Yo dije ‘me voy a ir a Madrid para que me cosan a controles en la Blume’. No tengo que esconderme de nada. No he dejado de entrenar en Madrid desde que llegué el 5 de septiembre salvo para acudir a competiciones en las que he ganado dos medallas nacionales y otra europea.

¿Se siente apoyado por la Federación española?
Sí, mucho. Me ha tendido siempre la mano y me ha ayudado mucho en este proceso.

¿Cómo valora el cambio de residencia?
Muy positivo. Estoy muy contento. La acogida de los compañeros ha sido increíble. Muchos de ellos que entrenan en las pistas INEF me dicen que tenían una visión de mí y que, ahora que me conocen en persona, me dicen que soy totalmente diferente.

Mi objetivo principal a corto plazo sería que el TAS me diera la razón

Se refiere al lío sobre el independentismo, ¿no?
Sí. Fue una entrevista que me hizo hace un par de años El Mundo y que me hizo mucho daño, porque se tergiversaron mis palabras. Lo que yo le dije al periodista textualmente es que, en el hipotético caso de que Cataluña se independizase, que no depende de mí, yo tengo el domicilio fiscal en Cataluña, por lo que si eso pasara y si el Comité Olímpico Internacional (COI) permitiera competir bajo una bandera catalana, por ese hecho de yo vivir allí, no me importaría competir por Cataluña. Y dije también que, si gano una medalla, por supuesto, y con mucho orgullo, cogería la bandera española por respeto a un país. Y el periodista me puso la preposición ‘solo’ delante y me reventó todo el sentido. No es igual decir que cogería la bandera española por respeto a un país que hacerlo solo por respeto.

¿Esa entrevista le hizo mucho daño?
No te imaginas cuánto, me ha ensuciado muchísimo. Ese periodista quería buscar la polémica. Yo quiero dejar claro que no tengo nada en contra ni de Cataluña ni de España. Competiré con quien me manden.

¿Le está costando limpiar su imagen?
Sí. Aunque muchos compañeros que son rivales y con los que antes no había convivido hasta que me mudé a Madrid se han acercado a mí y me han reconocido que ahora tienen otra visión de mí que la que tenían por cosas que habían leído de mí.

Dije ‘me voy a ir a Madrid para que me cosan a controles en la Blume’. No tengo que esconderme de nada

De todas formas, ha recibido muchos halagos tras el oro europeo.
Sí, estoy muy contento. Eso ahora, pero en su día, hablé con la Federación y con el Consejo Superior de Deportes para aclarar que yo me sentía orgulloso de competir por España. Me siento súper orgulloso de representar a España y de vestir esta camiseta, y que la gente haga caso de lo que yo diga, no de lo que lean por ahí sobre mí. Espero que la gente me valore como deportista y no como el independentista que dijeron que era.

¿Siente que se le conoce más por lo acontecido fuera de la pistas que por lo que ha logrado dentro de ellas?
Sí. Mi representante me dice que tiene cojones que se me conozca más por esa entrevista o por el tema del dopaje que no por ser el único atleta español que ha logrado cuatro medallas de oro en el mismo año, logrando dos dobletes que jamás en la historia había pasado. Y no. Tú preguntas por Adel Mechall y te dicen ‘el catalán ese’ o ‘el dopado ese’. Y, sinceramente, me duele que se me conozca por esas dos cosas. Entre algunos medios de comunicación y la propia Agencia Española Antidopaje (AEPSAD) han lanzado unas dudas sobre mí que ahora tengo que intentar quitármelas. Dentro de un mes o así espero que el TAS resuelva a mi favor y entonces quedará retratada la AEPSAD; si no, quedaré yo retratado y me tocará asumirlo. En cuanto al tema del independentismo, ya te he hablado claro.

Tú preguntas por Adel Mechall y te dicen ‘el catalán ese’ o ‘el dopado ese’. Y, sinceramente, me duele

¿Qué queda de aquel chaval que llegó a Palamós?
Ya hubo un gran cambio el año pasado, cuando dejé mi trabajo en el Ayuntamiento de Calonge y pedí una excedencia hasta 2020. Cuando acaben los Juegos de Tokio me tendré que incorporar al trabajo. De ese chaval que llegó a Palamós queda el físico, porque la cabeza te cambia después de todos estos varapalos. He madurado. Cuando eres más joven te dejas influenciar por otras personas y, cuando te vas haciendo mayor, tomas tus propias decisiones y tienes tu propia manera de pensar. Lo que a mí me importa es mi felicidad. Si puedo caer bien a la gente, bien, si no, pues no, pero siempre siendo yo mismo. Sin avergonzarme de nada.

Dice que lo que más le importa es su felicidad, pero, ¿es feliz?
Sí, mucho. Desde las sanciones ha sido todo muy duro, se me quitaron las ganas de entrenar pero gracias al apoyo de mi grupo en Madrid he recuperado la ilusión.

¿Qué espera del futuro?
El objetivo principal a corto plazo sería que dentro de un mes el TAS me de la razón y así poder entrenar en la Blume para preparar al cien por cien mi gran objetivo, el Mundial de Londres.

BIO La historia de Adel, nacido el 5 de diciembre de 1990 en Tetuán, Marruecos, se podría decir que se escribe desde que sus padres deciden emigrar a Cataluña cuando él tenía solo dos años. Un movimiento que, a buen seguro, le cambiaría la vida. El atleta, especializado en las pruebas de fondo y medio fondo, lucha contra los fantasmas del dopaje mientras llegan los éxitos: es el actual subcampeón de Europa de los 5.000 y campeón de los 3.000.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?