“Me sacó a rastras desnuda al pasillo”


El juicio contra Ryan Giggs por las presuntas agresiones que cometió sobre su exnovia ha comenzado con la declaración de ella, en la que ha dado detalles de algunos episodios violentos que sufrió.

Kate Greville ha relatado cómo tenía dos Ryan, uno “agradable” y otro “desagradable”, que era violento y controlador, con episodios de agresiones como el que relató ante el juez.


El incidente en concreto ocurrió en un hotel en Dubái, donde ambos estaban de vacaciones. En el vídeo que se emitió durante el juicio, se ve cómo Greville contaba que Giggs se puso muy violento cuando le afeó que estuviera escribiéndose mensajes con otra chica. “Literalmente se dio la vuelta y me sacó desnuda a rastras al pasillo”, cuenta.

“Yo estaba desnuda, me agarró del brazo, de la muñeca, muy fuerte, y literalmente me arrastró hasta el salón de la suite. Me tiró al suelo y se llevó todas mis maletas, todas mis pertenencias, todo mi maquillaje y lo tiró todo al pasillo. Literalmente cerró la puerta y no me dejaba entrar al dormitorio. Me dejó allí, desnuda. Todas mis cosas estaban en medio del pasillo y yo estaba como: ‘¿qué acaba de pasar?'”, relató.

Las señales de alerta

La mujer no vio venir lo que luego supuso su relación con el histórico jugador del Manchester United. “Estaba enormemente enamorada de él. Pensé que era lo mejor que había existido. Realmente pensé que era mi alma gemela y mi mejor amigo. ¿Conoces esas historias de amor que ves en las películas? Eso es lo que sentí para mí“, explicó a la policía.

En ese sentido, admite que no supo leer las “señales de alerta”, como que apareciera en su casa si no respondía a los mensajes y llamadas y la amenazaba con hacer pública la relación que mantenían, ya que en el inicio ambos estaban casados con otras personas. 

Además, también intentó chantajearla con un vídeo sexual que habían grabado. Según Greville, después de una discusión en la que ella le bloqueó a él en todas las redes sociales, Giggs le respondió con un vídeo cuya única palabra era “Chantaje”. Ella no llegó a abrirlo.



MÁS INFORMACIÓN