McKennie viola protocolo Covid y deja a la selección de Estados Unidos


El entrenador de la selección nacional de Estados Unidos, Gregg Berhalter, envió al mediocampista Weston McKennie de regreso a la Juventus antes del partido de clasificación para la Copa Mundial del miércoles contra Honduras, anunció el lunes la Federación de Futbol de Estados Unidos.

La decisión se produce después de que McKennie fuera descartado para el empate por 1-1 del domingo, contra Canadá, en la clasificación para la Copa del Mundo. Más tarde, el jugador publicó en Instagram que su suspensión se debió a que violó los protocolos COVID-19 del equipo.

Después del partido, Berhalter dijo que “queda por ver” si McKennie estaría disponible para el partido de Honduras. El lunes se tomó la decisión de extender el castigo.

“Weston regresará a Italia y no estará disponible para el partido contra Honduras debido a una violación de las políticas del equipo”, dijo Berhalter a través de un comunicado. “Hay grandes expectativas para aquellos que son parte de la Selección Nacional Masculina de Estados Unidos y para tener éxito es importante que todos en el grupo rindan cuentas”.

El mediocampista de los San Jose Earthquakes, Jackson Yueill, ha sido llamado para ocupar el lugar de McKennie. También se anunció que el defensa del Barcelona, Sergino Dest, ha sido descartado del partido contra Honduras tras torcerse un tobillo ante Canadá.

Con el portero Zack Steffen positivo por COVID-19 y Giovanni Reyna con una distensión en el tendón de la corva en el empate 0-0 contra El Salvador, Estados Unidos tendrá 23 jugadores disponibles para ser seleccionados el miércoles. El puesto de Steffen en la lista fue ocupado por el portero del New York City FC, Sean Johnson.

La ausencia de McKennie se sentirá profundamente, pero Berhalter no dudó en imponer más disciplina al centrocampista de la Juventus luego de su violación del protocolo del equipo.

No es la primera vez que McKennie se comporta de esa manera. En abril, fue suspendido por el entonces entrenador de la Juventus, Andrea Pirlo, después de que se descubrió que había organizado una fiesta que incluía a sus compañeros de la Juventus, Paulo Dybala y Arthur. También fue multado por la policía.



MÁS INFORMACIÓN