mata a ocho palestinos en Gaza, entre ellos un niña de cinco años y un alto cargo de Yihad Islámica

El Ejército israelí atacó este viernes objetivos del grupo Yihad Islámica Palestina (YIP) en la Franja de Gaza, causando la muerte de al menos ocho palestinos, entre ellos una niña de cinco años y un comandante del grupo, identificado como Tayseer al Jabari, y más de 40 heridos. El ataque sucede tras varios días de tensión en la zona desencadenados por el arresto el lunes de un alto cargo del grupo en Cisjordania ocupada.

Según un portavoz militar israelí, el Ejército informó de “una situación especial” en la frontera y anunció el comienzo de una ofensiva contra objetivos de la YIP, que esta semana amenazó con ataques de represalia tras el arresto.

El Ejército informó que dio por comenzada la operación Amanecer contra el grupo palestino, con el cual desde hace varios días negocia a través de la mediación de Egipto, Catar y las Naciones Unidas para evitar un repunte de violencia.

La tensión comenzó el lunes por la noche cuando tropas israelíes arrestaron a Basem Saadi, importante líder del grupo en Cisjordania, en el campo de refugiados de la ciudad de Yenín. Horas después, Israel decretó el cierre de los pasos fronterizos con Gaza por temor a un ataque de represalia, así como de múltiples carreteras en las comunidades israelíes colindantes con el enclave.

En los últimos días, además, el primer ministro israelí, Yair Lapid, mantuvo múltiples encuentros con altos cargos de Defensa para prepararse para un eventual ataque del grupo palestino, que sin embargo no ocurrió.

“A nuestros enemigos, y específicamente a los líderes de Hamás y de la Yihad Islámica Palestina, me gustaría decirles: se les acabó el tiempo. La amenaza se eliminará de una forma u otra”, dijo hoy el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, previo al ataque.

“El Estado de Israel y su Ejército continuarán sus operaciones, sabiendo la responsabilidad que tenemos sobre nuestros hombros: defender a las comunidades y ciudadanos del sur de Israel. Y para defender a los ciudadanos de todo el Estado de Israel“, agregó Gantz. “No buscamos el conflicto, pero no dudaremos en defender a nuestros ciudadanos, si es necesario”, cerró.


Amenazas con atacar el centro del Israel

El secretario general del movimiento palestino de la Yihad Islámica (YI), Ziad al Nakhala, amenazó este viernes con atacar el centro de Israel tras el bombardeo: “La ocupación (Israel) pagará un alto precio por su agresión contra Gaza, y no hay líneas rojas ni mediación después de hoy“, indicó Nakhala en un comunicado en el que afirmó que “Tel Aviv será un objetivo para nuestros misiles”.

El líder del movimiento islamista advirtió de que el “enemigo debe asumir la responsabilidad de su agresión” y que “debe esperar una respuesta fuerte y decisiva“, para lo que instó a la movilización de “todo el pueblo palestino”.

“Hago un llamado a todos los combatientes de todos los barrios palestinos gobernados por Fatah para que cumplan con sus deberes frente a esta agresión, ya sea que estén en Gaza o Cisjordania“, señaló el líder de la Yihad Islámica, el movimiento islámico palestino más radicalizado.

Nakhala rechazó la mediación egipcia para evitar una nueva escalada bélica en Gaza como la ocurrida en mayo del año pasado e insistió en que “los combatientes de la resistencia no retrocederán ni dudarán”. “Que los egipcios sepan que la agresión es la naturaleza de la ocupación y responderemos enérgicamente”, agregó.

Hamás, el movimiento islamista que gobierna de facto Gaza desde 2007, se solidarizó con la Yihad Islámica y afirmó que “la resistencia armada palestina está unida contra la agresión”. “La ocupación ha cruzado las líneas rojas y ha llegado el momento de que le demos una lección a la ocupación y paguemos el costo“, indicó en un comunicado el portavoz de Hamás, Hazem Qasam.

“Aún no hemos terminado”

Un portavoz del Ejército israelí informó tras el ataque de que sus fuerzas continuarán atacando en la Franja de Gaza en el marco de la operación Amanecer, una ofensiva contra el grupo palestino. “Tomamos la iniciativa y aún no hemos terminado“, dijo hoy un portavoz militar durante una llamada con periodistas.

Además, destacó que se han movilizado reservistas y desplegado sistemas de defensa antiaérea en distintas partes del país ya que esperan una fuerte respuesta, incluyendo el lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia el centro de Israel.

Durante los últimos días, precisó el portavoz, unidades de la YIP armadas con lanzadores de misiles antitanques se acercaron varias veces a la zona fronteriza, en lo que Israel interpreta como una demostración de fuerza y una clara amenaza.

Mediación de EE UU

Por su parte, Estados Unidos está manteniendo contactos con israelíes, palestinos y sus socios regionales para que la calma regrese a Gaza. El coordinador de Comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo en una rueda de prensa telemática que el objetivo es “lograr la paz y la calma tras los bombardeos”.

“Instamos a todas las partes a evitar una mayor escalada. Continuamos con nuestro compromiso inquebrantable con la seguridad de Israel en el mundo. Seguimos trabajando para fortalecer todos los aspectos de la alianza de EE UU e Israel”, apuntó. En ese sentido, el portavoz expresó el “pleno apoyo” de EE UU al derecho de Israel a defenderse de “grupos terroristas” que, recordó, se han cobrado las vidas de “civiles inocentes”.

Subrayó que Washington sigue comprometido con una solución de dos Estados -uno israelí y otro palestino- y apuntó que ese fue uno de los mensajes que el presidente, Joe Biden, transmitió durante su viaje del mes pasado a Jerusalén y Belén. No obstante, indicó que EE.UU. necesita ver que ambas partes están y demuestran que están comprometidas con esa salida al conflicto.



MÁS INFORMACIÓN