Manuel Estrada, los secretos de un Premio Nacional de Diseño


Los numerosos cuadernos de bocetos de Manuel Estrada son uno de los reclamos de la exposición ‘ Pensar, dibujar, diseñar’ que repasa la carrera del Premio Nacional de Diseño.
MUSEO DEL PATRIMONIO MUNICIPAL DE MÁLAGA

Desde que en 1989 abriese su propio estudio de diseño, Manuel Estrada (1953) ha realizado numerosos y diversos proyectos vinculados con diferentes productos, empresas y marcas españolas. Suya es, por ejemplo, la renovación de la imagen de la míticas especias Carmencita, la identidad visual de la Fundación Repsol, el logotipo de los premios Cervantes o la imagen de numerosos museos como los de El Greco, del Traje o del Ejército.

En estas tres décadas de trabajo ha ido sumando reconocimientos como el Premio Laus, el European Art Director Club o el Good Design 2014 que concede el Museo Athenaeum de Arquitectura y Diseño de Chicago. Uno de los últimos ha sido el Premio Nacional de Diseño, donde el jurado valoró “su capacidad para conectar eficazmente la cultura con el diseño empresarial, su reconocimiento internacional y su compromiso con la promoción del diseño y la formación de nuevas generaciones”. Porque Estrada, además, ha tenido tiempo para compaginar sus labores con la creación la Central de Diseño de Madrid (DIMAD), ser miembro del Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas de España y Presidente del Comité Directivo de la Bienal Iberoamericana de Diseño.

Para echar la vista atrás y repasar esta extensa y tan creativa trayectoria, llega al Museo del Patrimonio Municipal de Málaga la exposición Pensar, dibujar, diseñar que se adentra en los procesos creativos de este diseñador a través de su obra y, sobre todo, los numerosos cuadernos de bocetos que ha utilizado a lo largo de su carrera y que impacta ver juntos en una de las salas dedicadas a la exposición.

Se establece un diálogo entre diseños finales y trabajos donde el dibujo y el collage son esenciales y donde, además, se percibe la influencia de muchos de sus referentes en el diseño como Paul Rand, Ivan Chermayeff, Roman Cieslewicz o Daniel Gil. Contemplándolos se reafirman dos de las máximas de Estrada: “el diseño no puede ser un mero adorno” y “no existen lo atajos ni las recetas, la inspiración hay que esperarla trabajando“.

Los comisarios de la muestra, Sonia Díaz y Gabriel Martínez, han organizado en recorrido por temáticas. Comenzando en sus primeros proyectos realizados a principios de la década de los 90 (Línea del tiempo) hasta sus últimos proyectos realizados con motivo de la promoción de la gastronomía española en Nueva York y Washington en 2016 y 2017 (Eat Spain Up!).

En Puertas y ventanas, por ejemplo, se encuentran algunos de sus trabajos para El País, Alianza Editorial, Marcial Pons y Anaya. Para el diseñador “los cubiertas son puertas que facilitan la entrada a los libros”. En clara conexión con la anterior sección está Estrada para Saramago, que reúne los proyectos realizados para libros del Premio Nobel portugués.

Diseño y museos reúne los logos y gráficas ideados para el Museo de la Evolución Humana en Burgos, el del Ejército, el de El Greco en Toledo o el Museo del Traje de Madrid. Mientras que Pienso, logo existo agrupa algunas de sus más importantes creaciones para la Fundación Repsol, Metrovacesa, el 40 aniversario de la Constitución Española, la Casa de Alba o Caixa Forum de Sevilla. La muestra permanecerá abierta hasta el próximo 18 de mayo.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook