“Manténganse alejados de las ventanas”

El alcalde de la ciudad ucraniana de Mikolaiv, Alexander Senkevich, ha denunciado este lunes que las tropas rusas están llevando a cabo nuevos ataques sobre la localidad con bombas de racimo.

“Bombas de racimo otra vez. Manténganse alejados de las ventanas. Les contaré toda la información más adelante”, ha informado el alcalde en su canal de Telegram, donde añade que, por el momento, no se publican imágenes para “no ayudar al enemigo”.

Según la Fiscalía de Ucrania, esta no es la primera ocasión en la que el Ejército ruso emplea bombas de racimo en sus ataques a las ciudades ucranianas, pese a que este tipo de munición esté prohibida.

De hecho, a Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, apuntó que las Fuerzas Armadas rusas han utilizado bombas de racimo en zonas pobladas al menos 24 veces, si bien informó del inicio de una investigación para averiguar si Ucrania también ha empleado este tipo de armas.

35 muertos en un bombardeo

Mikolaiv ha sido objetivo de los ataques rusos en los últimos días y, según el presidente de la administración regional, Vitali Kim, al menos ocho personas han muerto y cerca de 30 han resultado heridas en las últimas ofensivas de Rusia en la zona.

La pasada semana, un proyectil ruso impactó un edificio de la administración pública de Mikolaiv, dejando al menos 35 muertos. Entre los desaparecidos se encuentra la presidenta de la Sociedad Bielorrusa, Tatiana Demenikova, que trabajaba en el departamento de Economía de la administración regional, según la prensa ucraniana.

MÁS INFORMACIÓN