Maestro que marchó con tanques y tapaderas solo quería una sonrisa en los niños


 

Mucho se ha dicho sobre el maestro que marchó con tanques y tapaderas para los desfiles patrios en el pueblo de Mata Oscura, corregimiento de Quebro, en Veraguas

Algunos lamentaron que en escuelas públicas tengan que recurrir a estos recursos para hacer patria, pero otros aplaudieron de pie esta iniciativa, pues los niños se gozaron con honrar a su país de esta manera.

Fueron originales, se hicieron sentir en el país. Tanto que la foto como el video de este caso fueron virales

 

Lea también: Quiso ganar gracia y le dieron palo, defienden al docente por su vocación

 

¿Quién es el docente? 

día a día conversó con Ignacio Camacho Fernández y aquí le compartimos su historia. Él es  un voluntario, de origen español, quien explicó que su único objetivo era “sacarle una sonrisa a los niños y lo disfrutamos” mientras su país estaba de fiesta. 

Él llegó a Panamá el pasado 19 de septiembre de 2019 a través de una ONG española cuyo nombre es Adventure Volunteer.  Se enfocó en dos proyectos, donde su misión es que los niños aprendan a leer y escribir, además de hacerlos reír, que sean niños y disfruten de esta etapa. 

Obviamente Mata Oscura es una comunidad vergüense muy distante, con muchas carencias, pero con un gran corazón de panameños que palpitan por su país.

 

Este pueblo se ubica a unos 45 minutos después de Mariato, provincia de Veraguas. El transporte es malo, solo llega un busito y no es nada cómodo. La población estudiantil es de solo 24 niños.

De acuerdo con Ignacio, no le afectó para nada que lo compararan con Jason Statham, el actor de la película “El mecánico” y “Rápido y furioso”

Al contrario, estima que el mensaje llegó y tiene entendido que pronto podría estar llegando la donación de instrumentos musicales a este centro educativo. 

 

Entérate: ¡Ya era hora!, en 2020 contarán a la población con alguna discapacidad

 

Diariamente le entrega su tiempo a decena de niños panameños 

Ignacio aclaró que no es del Cuerpo de Paz, como se decía en redes sociales, sino que empezó a hacer voluntariado en su rato libre y escogió a Panamá por la seguridad que hay. 

“Me presentaron dos proyecto y estoy muy contento. Uno trata sobre lengua madre, pues enseño a niños de ocho y nueve años que no saben leer  bien. Ayudo cuatro horas diarias a que sepan leer y escribir. Y sobretodo hacer juegos con ellos para sacarles una sonrisa. Por lo menos que disfruten un poco de ser niños”, relató el voluntario. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://platform.twitter.com/widgets.js



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: