Luis Casis habla de sus grandes amores…sus hijos, su padre y su familia


Hoy Día del Padre, hacemos un alto a lo cotidiano y le rendimos honor a esos padres que “día a día” forjan a sus vástagos para que sean hombres de bien. 

La lista es interminable si mencionamos a esos papás panameños que se dedican al 100% a su familia. Sin embargo en esta fecha especial conversamos con el popular Luis Casis,  a quien el rol de padre es el mejor que desempeña en su vida. “No cambiaría nada…no me arrepiento de ser papá, es un gusto, es una felicidad. Mis hijos me llenan 100% “, comentó en un entrevista en la que orgullosamente habló de sus más grandes amores, sus hijos  Luis Gabriel y Diego Javier, que nacieron para convertirlo en una mejor persona.

De su padre aprendió muchas lecciones,  sobre todo andar con la verdad y siempre mantener la unidad familiar. 

 

¿Qué es lo que más te llena de ser padre?

Ser padre es una bendición de Dios. Los nacimientos de Luis Gabriel y Diego Javier Casis Martin fue una bendición, pues nacieron con bien, sanos y salvo. Fue una bendición porque fue un poco después de la muerte de mi padre y eso fue de mucho apoyo para mi madre y eso se lo agradezco todos los días a Dios, y le pido que siga dándome esa bendición para ellos, mi familia.

¿Cómo es un día perfecto con tus hijos?

Empezamos el día agradeciéndole a Dios, siempre les inculco eso apenas nos levantamos, luego  desayunamos, después lavarse los dientes, conversar mucho en la mesa, compartir con ellos en los sillones. Me gusta contarles anécdotas mías de niño y decirles lo que a su edad no tenía,  y que por ellos me esfuerzo, así como hicieron mis padres para darnos a mí y a mis hermanos lo mejor. Siempre respeté eso de mis padres.

Mi padre siempre nos hablaba de lo justo, lo sincero y la verdad, siempre teníamos que tener eso por delante y es lo que trato de trasmitirle a mis hijos.

Leer también: El exhermanito de Big Brother Ángel Tello le da la bienvenida a su primogénito

Los Casis son hinchas de la “sele”. 

¿Cómo es la relación con tus pequeños?

Te digo la verdad, mi mamá a veces me dice: ‘ustedes parecen tres chiquillos, ja, ja, ,ja, porque jugamos, conversamos, reímos, lloramos, hacemos deportes y jugamos PlayStation. Trato de estar con ellos siempre, trato de llenar ese espacio aunque sea un padre separado de la madre de ellos, pero llevo una super relación con su madre Karina, tratamos siempre de mantener esa comunicación y más por ellos, porque los dos los vamos a tener hasta que Dios decida, porque son nuestros hijos.

Mi relación con ellos y su mamá es buena, tampoco voy a decir ¡ay qué perfectos!, tampoco así, a veces hay diferencias con la mamá, pero tratamos de solucionarlas para salir adelante y darle lo mejor a nuestros hijos.

 

¿Extrañas algo de la soltería…antes de que fueras padre? 

Nada, eh… cuando uno nace, uno tiene su espacio de niño, de joven y de padre. No me arrepiento de ser papá, es un gusto, es una felicidad. A veces los veo como mis amigos, como mis compañeros, mis hijos, la verdad que no extraño nada. Mis hijos me llenan 100%  y no lo cambiaría por nada.

 

Leer también: Usher, un cantante fiel al boxeo gracias a ‘Hands of Stone’
Si tuvieras que cambiar algo de tu paternidad, ¿qué sería?

El carácter. Soy muy recto con ellos, a veces soy muy medido con el horario. Les digo una hora de PlayStation, dos horas de estudios, a las cuatro te bañas. A veces ellos me dicen: ‘papá, pero estamos tranquilos, estamos de vacaciones, oye cálmate ahora nos bañamos’. He tratado de cambiar eso porque tengo el tiempo muy calculado. Eso sí lo quiero cambiar, el carácter.

¿Qué es lo más difícil de ser papá?

Cometer un error y que mis hijos lo vivan y lo vean, eso es lo que no trato de hacer. Procuro hacer las cosas bien para ser un ejemplo como fue mi papá para mí, quien nos enseñó la humildad y el esfuerzo. Deseo que ellos también vean que todo lo hago por ellos. 

Imágenes de las tres generaciones “Casis”. 

¿Cuál fue el mejor consejo que recibiste de tu padre?

Mi padre tiene 18 años de haber partido por un infarto fulminante, para mí fue algo difícil y de ser el hermano menor tuve que pasar a ser el hermano mayor, pues mi hermano estaba en California y mi hermana estaba desconsolada, tuve que apoyarla al igual que a mi madre, y bueno le pedía a Dios que me diera fuerzas para sacar adelante a mi familia, y aún se lo pido.

Y el consejo que siempre nos dio mi padre fue, ‘mantener la verdad, hacer las cosas de corazón y no mentir. Eso mi papá lo hacía, quería ayudar a todo el mundo, él podía dejar de comer para darle a otras personas.

¿Quisieras que tus hijos siguieran tus pasos?

Te digo que no, porque sabemos que es una profesión muy sacrificada, arriesgada y muy peligrosa. De tantos accidentes que he pasado en esta profesión no me gustaría que ellos pasarán por lo mismo.

Luis Gabriel quiere ser ingeniero en sistema y Diego quiere ser doctor.

Gracias a Dios ellos están viendo otra línea para su futuro y ese es mi sueño, ayudarlos a graduarse y que sean buenos profesionales.

Leer también: Gwendolyn Stevenson y Noel Schajris disfrutaron de la Cinta Costera

Para Casis es muy importante la unión familiar. 

¿Cómo quisieras ver en un futuro a tus hijos?

Como mi padre nos está viendo a nosotros (a mi madre y a mis hermanos), siempre unidos. Mantenemos esa unión, esa comunicación y esas palabras de aliento y esfuerzo. Toda la familia está unida, la de parte de mi mamá y la de mi papá.

¿Qué consejos le darías a  tus hijos?

Siempre les digo que estudien, que todo tiene su momento y que siempre deben mantener la verdad, ser sinceros y amorosos. Esa es la base para que empiecen a despegar y sean hombres de bien.

¿Qué legado le quisieras dejar a tus hijos?

Como te dije, el legado que nos dejó mi padre que es mantenernos unidos en las buenas y en las malas. A veces veo familias que los hermanos ni saben de sus hermanos. Y no, uno debe compartir con la familia, con los primos, los tíos, lo importante es mantenernos unidos.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook