Los trabajos para los que no hay casi candidatos en EE UU

En Estados Unidos se está produciendo un fenómeno curioso en cuanto al mercado laboral: los trabajadores están renunciando a sus empleos, sobre todo en ciertas ocupaciones concretas.

Tal y como recoge la BBC en un reportaje, los datos de agosto de 2022 de la Oficina de Estadísticas Laborales sitúan la tasa de participación en la fuerza laboral un punto porcentual por debajo del nivel de febrero de 2020.

Según esta información, faltan trabajadores en las industrias hotelera y de servicios, en puestos como lavaplatos, camioneros, trabajadores minoristas, servidores de alimentos, agentes aeroportuarios, asistentes de salud en el hogar y roles similares.

Una de las claves es que durante la pandemia, muchos trabajadores han renunciado a empleos mal pagados y con malas condiciones, y no han querido regresar a sus puestos.

La gran renuncia

En el año 2021, el 64,6% de los trabajadores minoristas, un 86,3% de los trabajadores de servicios de alojamiento y alimentación, y poco menos del 40% de los trabajadores de la industria manufacturera renunciaron a sus trabajos.

“Esos trabajos son precarios. La seguridad laboral se ha convertido en lo principal que la gente quiere, incluso por encima de todos los demás beneficios, como tener un horario de trabajo flexible o trabajar desde donde quieras”, dice a la BBC Serge da Motta Veiga, profesor de gestión de recursos humanos en la Escuela de Negocios EDHEC de París.

La seguridad laboral se ha convertido en lo principal que la gente quiere, incluso por encima de todos los demás beneficios, como tener un horario de trabajo flexible o trabajar desde donde quieras

David Dwertmann, profesor asociado de administración en la Escuela de Negocios de la Universidad de Rutgers, Camden, dice en el mismo reportaje que el motivo por el que las empresas no encuentran personal es el mismo por el que lo perdieron antes. 

“Si estás volteando hamburguesas o algo así, no es tan fácil avanzar. No todo el mundo va a ser un gerente. Mucha gente está atrapada en estos trabajos durante años, años y años“, dice Dwertmann.

Además, “los trabajadores simplemente no sienten que se los valore lo suficiente, y no sienten que estén siendo tratados lo suficientemente bien”, añade el experto.

La tormenta perfecta

Otro factor, según Dwertmann, es la ola de jubilaciones de los llamados baby boomers: “Es una especie de tormenta perfecta”, dice. Creo que la Covid-19 probablemente (para los boomers que están considerando jubilarse) fue una gran razón para decir: ‘¿Sabes qué? Ya terminé'”.

En el caso de EE UU, este éxodo de los boomers, según Dwertmann, se ha visto agravado por la falta de inmigración durante los últimos años que ha dejado vacíos en las industrias que normalmente emplean a los recién llegados.

“En parte debido a la pandemia, en parte debido a los cambios en la política, la inmigración a Estados Unidos se redujo a la mitad. Y estas son algunas de las personas que solían realizar o tomar algunos de esos trabajos de baja calificación y baja educación”, dice.

La situación ha llevado a las empresas a ofrecer mejores salarios, pero según Da Motta a las personas: ‘¿Qué quieres? ¿Cuál es tu prioridad? ¿Es esa seguridad? ¿Es esa flexibilidad?'”.

Dwertmann resume así lo ocurrido: “Llega la pandemia y lo primero que hace la gente es despedir a una gran cantidad de trabajadores. Estaban pensando que cuando se relajara, todos volverían a aparecer, pero en realidad los empleados dicen: ‘¿Sabes qué? no te quedaste conmigo. No voy a volver contigo'”.

MÁS INFORMACIÓN