Los perdedores de siempre en los Premios Óscar


Hoy, en el Óscar, ganarán, por lo general, los más populares, o los que tuvieron dinero suficiente para promocionarse en demasía o porque se volvieron moda entrega tras entrega de las ceremonias de premiaciones, o porque se aprovecharon de que fueron tendencia en las redes sociales que aprueban solo lo políticamente correcto.

Hoy perderán los de siempre. Pocos se lamentarán de esa desagradable realidad. Porque en esta sociedad solo interesan los ganadores, como si todos lo fuéramos y de forma permanente. El resto vale un comino.

Otra vez el Óscar será cuestionado por un puñado de gente que sospecha que el cine, como se entendía desde hacía más de 100 años, ha cambiado para siempre de la mano del streaming, aunque la industria de los grandes productores y el resto de los poderosos del séptimo de arte se empeñen en pensar lo contrario. No saben que ir al cine dentro de 15 años será tan nicho como escuchar hoy discos de vinilio.

No deseo en esta nota indicar quién va ganar la estatuilla dorada. Para eso lean, por fa, el blog Cine y Más en prensa.com. Aquí quiero hablar de los derrotados.

Por ejemplo, The Irishman llega con 10 nominaciones al Óscar y es bastante probable que se vaya con las manos vacías.

1917 será la gran ganadora, aunque no sé si se lo merece al 100%. © 2019 Universal Pictures

El director Martín Scorsese ha rodado la película de mafias por excelencia, es de esas películas fundacionales que dentro de 10 años los cinéticos de todos los niveles seguirán hablando para bien y no sé si será lo mismo con el largometraje que hoy se lleve la categoría de mejor producción del año.

Otra vez, Scorsese verá la pérdida a la cara como ya lo hizo con clásicos modernos Gangs of New York, Goodfellas y Raging Bull.

OK. ¿La Meca del Cine quiere ser realmente vanguardista? Dele entonces mejor película al Joker por demostrar que estamos enfermos de soledad y de maltrato social o a Jojo Rabbit, que aboga para que las diferencias y los prejuicios se terminen de una vez por todas.

¿Quiere realmente Hollywood empoderar a la mujer? Otorguen el Óscar a mejor película a Little Women, que tiene más alegatos a favor de la igualdad de género y en contra del machismo más rancio que cualquier proclama pública o privada en contra del apestoso de Harvey Weinstein. Tranquilos, Little Women ganará mejor vestuario, porque creen que las mujeres solo saben diseñar vestidos bonitos.

Una vez más, Saoirse Ronan verá cómo se le va el triunfo entre las manos. La más completa actriz principal de los últimos años tendrá que aceptar que por cuarta vez le robarán el Óscar.

Hay otras opciones realmente revolucionarias y valientes. Scarlett Johansson (Marriage Story y Jojo Rabbit) y Margot Robbie (Bombshell y antes por I, Tonya) podrán sacarse la piel para demostrar que son mucho más que caras bonitas y cuerpos deseables en sus respectivas producciones, igual, Hollywood las califica como “solo” aptas para trabajar en películas basadas en cómics.

Hoy no habrá un ganador absoluto. El drama bélico 1917 obtendrá entre 4 y 6 Óscar; Joker 2 o 3 estatuillas doradas; Once Upon a Time in Hollywood, entre 2 y 4 distinciones. Esperemos a ver qué pasa. Ojalá me equivoque.



MÁS INFORMACIÓN