Los nuevos ‘patrones’ del crimen organizado en la capital



Es un fenómeno que ha tomado fuerza: las detenciones de líderes del crimen organizado, balaceras, ejecuciones y homicidios, que antes solo hacían ruido, en los barrios populares, ahora son cada vez más frecuentes en sectores como Costa del Este, Clayton y San Francisco.

Esta realidad es cada vez más palpable para los investigadores del Ministerio Público (MP) que atienden temas de crimen organizado. “Consiguen recursos económicos provenientes de la droga e intentan ocultarse en áreas exclusivas para simular una vida decorosa”, detalló una fuente del MP.

Pero sus rivales, con sus redes de información, los ubican y son capaces de ejecutarlos en cualquier sitio. Nadie está a salvo, ni los vecinos.

Las autoridades creen que, por ejemplo, la ejecución a tiros de Juan David Peláez Guzmán en el PH Diamond Tower, en San Francisco, el pasado 3 de septiembre responde a este fenómeno. De hecho, en su apartamento la policía ubicó 11 paquetes de drogas.

Un poco antes, el 28 de agosto, fue asesinado en los estacionamientos de Multiplaza, Ovidio Omar Castro, alias Tulip, conocido como por los policías como el “capo de Nuevo Veranillo”. Aparecía en la planilla de la Alcaldía de San Miguelito.

Un día antes se reportó el asesinato a tiros de Alexander Ricardo García Vergara en calle 70 de San Francisco. Sus verdugos los sorprendieron mientras tomaba cerveza en un restaurante libanés.

Pero esta modalidad no es nueva. En marzo de 2015 fue capturado Eduardo Macea, alias Marshall, quien se alojaba en un apartamento en isla Naos, valorado en unos $500 mil. Un mes después, las autoridades aprehendieron en una zona residencial en Clayton a Juan Vicente Blandford White, alias El Patrón Juancito. Ambos eran requeridos por supuestos delitos de pandillerismo y trasiego de droga.

Más recientemente, este sábado 4 de septiembre, mientras el ministro de Seguridad Juan Pino, acompañado del director de la Policía Nacional, John Dornheim, el subdirector Simón Henríquez y el director del Servicio Nacional Aeronaval, Jeremías Urieta, participaban de un operativo contra el crimen organizado en Patio Pinel en El Chorrillo y San Miguel en Calidonia, otro caso estremeció la capital.

A plena luz del día en la vía Fernández de Córdoba, próximo a Vía España, desconocidos descargaron una ráfaga de balas contra una camioneta en la que viajaban dos hombres: uno murió y el otro quedó grave.

Ayer, domingo, el Ministerio Público informó que han detenido a un hombre, conocido como Robert, por este caso.

En los primeros seis meses del año se han registrado 318 homicidios, un número bastante parecido a los 315 del mismo período de 2020. La mayoría de ellos, según Pino, relacionados con el crimen organizado, que se cuela por todas partes.



Source link