Los niños vegetarianos tienen un crecimiento similar a los que comen carne, pero pesan menos


Los menores de edad que siguen una dieta vegetariana cuentan con un crecimiento y una nutrición similares a la de los niños que comen carne, aunque con mayores probabilidades de pesar menos de lo normal.

Así se desprende de un estudio realizado a 8.907 niños canadienses de entre seis meses y ocho años, dirigido por el Hospital St. Michael’s de Toronto.

El trabajo, publicado este lunes en la revista Pediatrics, indica que los niños vegetarianos tienen mayores probabilidades de pesar menos de lo normal, lo que enfatiza la necesidad de un cuidado especial al planificar esas dietas entre los menores.

Un fenómeno cada vez más frecuente

“Durante los últimos 20 años, hemos visto una creciente popularidad de las dietas basadas en plantas y un entorno alimentario cambiante con más acceso a alternativas basadas en plantas. Sin embargo, no hemos visto investigaciones sobre los resultados nutricionales de los niños que siguen dietas vegetarianas”, indica Jonathon Maguire, autor principal del estudio y pediatra del Hospital St. Michael’s.

Maguire añade al respecto: “Este estudio demuestra que los niños canadienses que seguían dietas vegetarianas tenían un crecimiento y medidas bioquímicas de nutrición similares en comparación con los niños que consumían dietas no vegetarianas”.

Los investigadores recopilaron datos de 2008 a 2019 y los niños participantes se clasificaron entre los que comían carne y los que no.

Encontraron que los niños que seguían una dieta vegetariana tenían un índice de masa corporal, altura, hierro, vitamina D y niveles de colesterol similares a los de los que consumían carne.

Además, los menores vegetarianos casi duplicaban las probabilidades de tener bajo peso y no hubo evidencia de una asociación con el sobrepeso o la obesidad.

El bajo peso es un indicador de desnutrición y puede ser una señal de que la calidad de la dieta del niño no satisface las necesidades nutricionales del menor para apoyar el crecimiento normal.

Las pautas internacionales sobre la dieta vegetariana en la infancia y la niñez tienen recomendaciones diferentes, y estudios anteriores que evaluaron la relación entre la dieta vegetariana y el crecimiento y el estado nutricional en la niñez arrojaron resultados contradictorios.

“Los patrones dietéticos basados en plantas se reconocen como un patrón de alimentación saludable debido a una mayor ingesta de frutas, verduras, fibra, granos integrales y grasas saturadas reducidas; sin embargo, pocos estudios han evaluado el impacto de las dietas vegetarianas en el crecimiento y el estado nutricional de los niños. Las dietas vegetarianas parecen ser apropiadas para la mayoría de los niños”, sentencia Maguire.



MÁS INFORMACIÓN