Los consejos del farmacéutico Jerónimo Ors para cuidar la piel en primavera


La llegada de la primavera el pasado 20 de marzo es sinónimo de buen tiempo. El sol aparece mucho más que en el invierno y anticipa la buena climatología del verano. Todo ello tiene consecuencias en la piel, que es especialmente sensible a al sol en esta época del año. “Si la primavera la sangre altera, la piel mucho más”, explica a ‘Heraldo’ el experto Jerónimo Ors, con experiencia de muchos años al frente de la firma de cosméticos aragonesa Paquita Ors.

Ors hace hincapié en que la piel es “el órgano de contacto con el medio ambiente”, algo todavía más importante en la primavera, donde proliferan los alérgenos que alteran la piel y el cuerpo. Esto puede dar lugar a la astenia primaveral, ya que la piel “va más lenta, se encuentra más cansada y envejecida. Por otro lado, se vuelve más reactiva, por lo que salen rojeces o granitos que nos avisan”.

En una larga entrevista con ‘Heraldo’, Ors detalla los efectos del sol en la piel, cómo protegerla y los tratamientos y cuidados que se deben llevar a cabo para mantenerla saludable. Recogemos aquí algunos de sus consejos.

¿Qué hacemos para cuidar la piel?

Cuando la piel empieza a ir por el mal camino hay que prestarle atención. Actualmente, nosotros apostamos por las cremas calmantes, cremas que tranquilicen la piel. En Aragón hay muchos productos adecuados para ello, como la caléndula, la malva. Estas plantas son ricas en mucílagos que hacen un guante invisible que protege la piel. Nos hemos dado cuenta de que durante décadas nos hemos dedicado a acelerar la piel, pero en muchos casos lo que hay que hacer es lo contrario, como pasa en primavera. Hemos inventado un método, que hemos llamado la cosmética tranquila o ‘slow cosmetics’, que lo que hace es tratar adecuadamente los momentos de estrés, cuadros hoy en día muy comunes.

¿En la cosmética, se sigue primando la belleza sobre la salud?

La gente viene a vernos para que le pongamos la piel bonita, para estar más guapa y más joven, pero nosotros lo que hacemos es poner la piel más sana. La salud implica belleza y viceversa. Pero ese objetivo no es igual para un adolescente que para una persona súper estresada, medicada o en la menopausia. Por eso reivindico el neohumanismo: no hables con una máquina, no rellenes cuestionarios. Lo que hay que hacer es estar en contacto con alguien que conozca algo de tu vida, que sepa por lo que estás pasando.

“El sol es el gran enemigo de la piel”

¿Cómo afecta el estrés en la piel?

Cuando el estrés se centra en la piel, empieza el drama. Pero no solo hay que tratar a la persona en el momento de la crisis, sino hacerle un seguimiento, como en la nutrición o la salud mental. En nuestros comienzos, en el barrio de Las Fuentes, nuestra clientela eran principalmente trabajadores. Nos dimos cuenta de que la gente necesitaba tener la piel bien y de una forma barata.

En la cosmética se suele identificar lo caro con lo más efectivo.

Eso es una tontería. Nuestras cremas son asequibles porque prescindimos de todo lo superfluo. Funcionamos por el boca a boca.

Otro gran agresor de la piel, que no siempre se ha visto como tal es el sol. Pero llega el buen tiempo y parece que se olvida

El sol es el gran enemigo de la piel. Ocurre que hoy en día se han hecho pruebas sistemáticas de vitamina D y casi todo el mundo la tiene baja. Así que la gente nos dice: “Si tomo el sol puedo tener cáncer o envejecer la piel, pero que si no lo tomo los huesos se me ponen mal” ¿Qué es lo que se puede hacer? Tomar el sol en el reverso de los brazos. Y eso es suficiente para tener vitamina D, porque no se fabrica solo por tomar el sol en la cara, sino en cualquier parte del cuerpo, en los brazos, en las piernas… Sino la gente de Finlandia se caería a trozos

“El 80% del sol que una persona adulta ha tomado es antes de llegar a los 20 años. Y la piel a esas alturas ha envejecido mucho”

¿Qué efectos tiene el sol en la piel?

Se sabe, por ejemplo, que el 80% del sol que una persona adulta ha tomado es antes de llegar a los 20 años. Y la piel a esas alturas ha envejecido mucho. Cuanto más sol has tomado, piel más envejecida y más probabilidad de lesiones.

¿Y qué hace la gente que ha tomado el sol por desinformación? Antes era lo normal, incluso recomendando.

Claro, antes no había información y como consecuencia ahora nos encontramos con envejecimientos muy agresivos. Una consulta muy típica es: “En medio año he envejecido diez. ¿Qué me está pasando?” Pues que el daño reiterado del sol hace que de pronto la piel deje de regenerarse y que cuando se regenera se regenera mal. No queda otro que devolverle a la piel horas de sol.



MÁS INFORMACIÓN