Lorena siempre llegaba con una gran sonrisa a su salón y alegraba las mañanas


El dolor y la tristeza de sus compañeros, docentes y familiares habla de un ser muy especial, y es que eso era Lorena Del Carmén Martinez Castillo, de 18 años, para todos los que la conocieron y compartieron su corta vida.

Esta mañana del jueves 11 de julio del 2019, regresó en un frío ataúd al Instituto Técnico Fernando De Lesseps (IPTFL), donde sus  compañeros y el cuerpo docente le dieron una emotiva despedida.

Lorena se graduaría este año de bachiller en turismo

“Puedo decir que Lorena Martínez, más que una compañera fue una hermana para nosotros. Lorena era de aquellas personas que llevaba temprano a la escuela y tenía su promedio de 4.0, era una persona que siempre llegaba al salón con una sonrisa y nos alegraba todas las mañana”, fueron las palabras de una de sus compañeras que habló por todos los estudiantes.

Era tan querida Lorena, que en su despedida, hasta los perros que son las mascotas del IPTFL estaban tristes. No hubo quien no llorarara en el homenaje sencillo pero muy emotivo que le organizaron en su escuela.

El pastor Leonardo Bailey lamentó la forma vil como asesinaron a Martínez, por lo que hizo un llamado al Gobierno Nacional para que garantice el principal derecho de las personas, que es su vida, pues en Panamá Oeste, el índice de violencia es alto. En ese sentido  le pidió al nuevo Gobierno que garantice la seguridad de los jóvenes, niños y niñas, y que crímenes como el de Lorena, no se vuelvan a repetir.

También puede leer: El Moscote se está cayendo a pedazos, docentes advirtieron que eso sucedería

“Desde el viernes 5 de julio del 2019 estamos de duelo y luto por la desaparición de nuestra estudiante querida Lorena Del Carmén Martínez Castillo. Una estudiante ejemplar, una alumna con un futuro por vernir, responsable, prácticaba los buenos valores, muy respetuosa y querida por todos los estudiantes del IPTFL y por todos los docentes”, fueron las palabras de Alejandro Mena, director del IPTFL.

Al culminar el homenaje, el féretro con los restos de Lorena abandonaron su escuela en medio del llanto de sus compañeros y docentes quienes no hayaban consuelo, ya que esa persona tan especial ya no está entre ellos.

Entérate: Motive a sus hijos a ser creativos

La segunda parada fue su casa, esa de la que salió a las 5:00 a.m.,  el pasado 5 de julio del 2019, con rumbo a su escuela a la que nunca llegó, porque un malvado acabó con su vida supuestamente para robarle su teléfono celular. De su casa, el féretro fue llevado a la Parroquia Nuestra Señora De Los Dolores, en Nuevo Emperador donde se realizó su sepelio. Culminado el evento religioso fue trasladada al cementerio de Nuevo Emperador que será su última morada.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook