Lomana y sus “mamíferos de tres patas”, Boris y el nabo… el show de ‘MasterChef Celebrity’ continúa


Boris Izaguirre, Samantha Vallejo-Nájera y Saúl Craviotto, en ‘MasterChef Celebrity 3’.
TVE

El concurso de cocina de La 1, MasterChef Celebrity sigue regalando grandes momentos televisivos y lo hace entre otras cosas, jugado con el humor pícaro de algunos de sus concursantes, en esta ocasión a costa de la visita del campeón olímpico de piragüismo Saúl Craviotto.

El medallista, cuyo oficio más allá del deporte es el de Policía Nacional, era el invitado estrella del concurso, en calidad de ganador de ganador de MasterChef Celebrity 2.

El físico de Craviotto era objeto de admiración por parte de varios concursantes, entre ellos, Boris Izaguirre. El presentador había cocinado un pastel de patatas con carne que, además del jurado, debía probar el medallista olímpico. “Me encantaría que fuera un plato que te comieras entero después de tu entrenamiento y que te ayude a llegar divino a 2020”, decía Boris Izaguirre para presentar su receta.

Tras probarlo, Craviotto lo elogiaba: “yo creo que está muy bueno”. A eso, Izaguirre respondía: “O sea está tan bueno como tú“.

Pero el presentador venezolano no se detenía ahí: “En Asturias yo pertenezco a la Cofradía del Nabo. Pero también pertenezco a un grupo de chat que se llama ‘Los brazos de Saúl’“, revelaba Boris, que explicaba que él y unos amigos lo crearon a raíz de un episodio de MasterChef Celebrity 2 en el que Saúl hacía un amasado, dejando ver la musculatura de sus brazos. “Eso creó un furor que dura hasta hoy“, explicaba Izaguirre.

La miembro del jurado Samantha Vallejo-Nájera animaba a Izaguirre a ir más allá: “¿quieres venir a tocar?”, lo que derivaba en un abrazo entre el presentador y el atleta.

La cosa no acabó ahí, Pepe Rodríguez incidía en que ambos compartían “no solo el tema de los bíceps, sino el tema del nabo”.

Ahí Boris, siempre lindando con lo pícaro, explicaba que “cuando te hacen cofrade de honor de la Cofradía tienes que besar el nabo. Bajan un nabo enorme, impresionante, redondo como un globo terráqueo, y tú lo besas y te conviertes en cofrade del nabo”, decía, despertando la carcajada en el siempre serio Jordi Cruz.

“En cuanto bajó me eché al nabo”, rememoró Savioto de su ceremonia de iniciación, despertando aún más risas.

El medallista también era objeto de elucubraciones por parte de algunas concursantes, como Carmen Lomana, que se atrevía a afirmar que “yo no como mamíferos de cuatro patas, pero de dos patas sí. Este tiene tres, pero dos son para caminar y otra para jugar“. La actriz María Castro se sumaba a la broma, corrigiendo a su compañera: “eso no lo sabes, igual con la otra también apoya”.

El caso es que, después de un desmayo en la anterior entrega de MasterChef y una participación desigual llena de críticas, por fin Carmen Lomana se resarcía en la tercera entrega de MasterChef Celebrity, al triunfar como capitana en la prueba de equipo. “Has brillado con luz propia. Has demostrado que alzar la voz no es necesario para liderar un equipo”, le decía el jurado.

“Me reconforta porque yo estaba ya diciendo ‘bueno qué desastre, la más tonta del grupo'”, decía aliviada la empresaria. “Cuando me he visto con el atún me he dado cuenta de que en la vida nunca puedes decir ‘yo eso no lo haré, eso me da asco‘. Cuando tienes que hacer las cosas se te quitan todas esas tonterías”, decía Lomana, justo antes de saber que era su grupo el que ganaba la prueba.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook