“Lo sucedido en mi matrimonio me hizo temer por mis hijos”


Angelina Jolie ha escrito un nuevo libro, Conoce tus derechos y reclámalos: una guía para los jóvenes, en el que habla sobre la igualdad entre hombres y mujeres, la libertad y la violencia vicaria.

“Una causa por la que he estado luchando durante años”, como ha asegurado ella misma a través de sus redes sociales. “La violencia vicaria es común en muchas partes del mundo”, declaraba, afirmando que ella misma había sido víctima de ella durante su separación de Brad Pitt al ver que sus hijos no podían declarar contra su padre, “negándosele su voz”.

“Los jóvenes también tienen derechos y poder para exigirlos. Hay una verdad que quizás no se sepa: como persona joven, sus derechos tienen el mismo estatus que los derechos de un adulto. No los adquieres cuando alcanzas la edad adulta, o cuando te vas de casa, o cuando consigues tu primer trabajo, los tienes siempre. Sea quien sea, dondequiera que viva, su vida tiene el mismo valor que la de cualquier adulto o cualquier otro joven del planeta. Los niños tienen derecho a ser atendidos como los adultos”, dijo.

“Lo sucedido en mi matrimonio me hizo temer por mis hijos, pero no puedo hablar de ello debido a la situación legal en la que me encuentro”, ha asegurado en una entrevista a The Guardian.

La actriz asintió con la cabeza cuando fue preguntada por el periodista sobre si su libro relataba su proceso de divorcio en el que acusó a Brad Pitt de violencia de género.

En la demanda interpuesta por Angelina Jolie, afirma que “fue verbalmente abusivo y físico” con Maddox, el hijo que tienen en común cuando se encontraban en un avión privado. “Una situación horrible que no comenzó con el incidente del avión. Fue mucho más complicado que eso”, declaró. 

Brad Pitt salió absuelto de este incidente después de una investigación que le realizó el FBI sobre este asunto.

Me costó mucho estar en una posición en la que sentía que tenía que separarme del padre de mis hijos por su seguridad”, ha expresado.

Brad Pitt afirmó en 2018 haber gritado a uno de sus hijos por sus problemas con el alcohol, pero jamás ha confirmado haber pegado a Angelina.

“Esta situación ha durado una década. Hay muchas cosas que no puedo decir”, declara. Revela que está “traumatizada y rota por sus experiencias recientes”, aunque quiere que su familia “salga adelante, todos nosotros, incluso su padre. Quiero que nos curemos y estemos en paz. Siempre seremos una familia”.



MÁS INFORMACIÓN