“​Llegué a casa con un ataque de ansiedad””


Amor Romeira acudió este jueves a sus redes sociales para denunciar, entre lágrimas y llena de miedo, lo que acababa de vivir al volver sola por la noche de una discoteca.

“Con un ataque de ansiedad, de miedo y pánico”, la exconcursante de GH 9 explicó que, regresando a casa a las 4.15 horas de la mañana, la abordaron cuatro hombres que la empezaron a llamar. “‘Ey, ey’ es lo único que escuché, porque automáticamente pensé: ‘No bajo por ahí’“.

Giré a la otra calle que había un coche de limpieza y, al fondo, uno de Policía con las luces encendidas. Fue tanto el miedo que sentí que no fui capaz de verbalizar lo que me pasaba y solo le dije al chico de la limpieza ‘¿Sabes si por aquí pasan taxis?'”, escribió en su post de Instagram.

Tras ver que los agentes, y otros que iban de secretas, pararon a los hombres que se le habían acercado, bajó la calle corriendo para que no vieran en qué portal entraba. “Mientras caminaba esos metros a mi casa, no dejé de mirar para atrás. Que no vengan. Que no me persigan”, añadió.

“Y llegué a mi portal. Entro y, automáticamente, rompo a llorar. He pasado mucho miedo y me culpo por no haber cogido un coche de la disco a casa. ¡Me culpo a mí!”, destacó. “Porque el problema no es que yo, como mujer, no pueda ir caminando sola por la calle, sea la hora que sea. El problema es que como se me ocurre hacerlo. Y encima con escote”.

Lo que yo viví es violencia machista“, defendió. “Tengo el cuerpo cortado, y no paro de llorar. Ojalá algún día podamos volver a casa sin miedo y sabiendo que no nos va a pasar nada”.

Obligada a defenderse de las críticas

Tras contar su testimonio, su publicación se llenó de mensajes que la criticaban por su historia y consideraban que era una exagerada: “He sido cuestionada incluso por propias mujeres”.

Me han dicho: ‘Qué a la ligera nombramos la violencia machista, podrían haber sido cuatro mujeres’. Perdona, no conozco todavía la noticia de que un hombre haya sido violado, agredido o atracado por cuatro mujeres”, criticó. “Y lo mejor de todo, que como yo reaccioné y no llegó a pasar nada, la excusa es que nadie me asegura que me iban a hacer nada“.

“Salían todos así muy rápido, uno de un portal, otro de detrás de un coche, uno sentado en el suelo… Y venían justo con una cara de simpáticos y de querer hablar conmigo a las 4 de la mañana mientras yo iba sola a mi casa…”, comentó sarcásticamente para dejar claro que vio que tenían malas intenciones.

“La violencia machista existe, ¿vale? Y la violencia hacia la mujer, también. Lo que yo viví anoche es violencia machista. Yo viví el miedo de sentirme mujer y que cuatro hombres vinieran hacia mí“, sentenció.

“Me parece tan fuerte que existan mujeres y personas que le estén quitándole importancia al miedo que yo viví, a la situación que condené”, criticó Amor Romeira. “Me indigna que nieguen la existencia de la violencia machista“.



MÁS INFORMACIÓN