Llega a España el opositor liberado por Venezuela por riesgo de suicidio

Lorent Saleh junto a Juan Pablo de Laiglesia en su llegada a España.
EFE

El opositor venezolano Lorent Saleh ha sido excarcelado por las autoridades del país, y ha reconocido a su llegada a España que pensó en suicidarse en varias ocasiones porque era “el único mecanismo de defensa” del que disponía para hacer “frente a años de torturas” del régimen de Nicolás Maduro.

Saleh ha llegado este sábado por la mañana al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas acompañado del secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, en un vuelo de Iberia procedente de Caracas, y ha sido conducido al pabellón de autoridades para realizar gestiones y comprobar su estado de salud antes de salir a la terminal de llegadas.

“No me lo creo, no me lo creo, estoy en libertad“, ha dicho a su madre por teléfono (ya que esta no pudo verle fuera de la prisión ni en el aeropuerto), tras ser recibido entre aplausos por unos 50 simpatizantes y representantes de partidos opositores venezolanos, un par de diputados de la Asamblea Nacional Venezolana y la eurodiputada Beatriz Becerra.

El suicidio: un mecanismo de defensa para Saleh

Saleh, detenido desde septiembre de 2014 y considerado un preso político, fue enviado a España como parte de un plan de reconciliación que promueve el Ejecutivo de Nicolás Maduro, que explicó que decidieron su excarcelación por riesgo de suicidio, si bien el opositor ha manifestado desconocer el por qué de su excarcelamiento ni las condiciones relacionadas con el mismo.

Eso sí, ha reconocido que en varias ocasiones se planteó el suicidio porque “al cabo del primer año en prisión sufriendo torturas, el suicidio era el único mecanismo de defensa” que le quedaba para enfrentarse al régimen.

El opositor ha explicado que “como todo lo que pasa allí” fue avisado un día antes de que iba a salir pero sin mayores detalles: “Simplemente me llamaron, me sacaron de la celda y me dijeron que iba a iniciar un nuevo proceso en mi vida pero no sabían qué era; me montaron en un patrulla y me llevaron al aeropuerto”.

Ahora bien, ha querido dejar claro que él no está desterrado. “Estoy en libertad, a mi nadie me va a desterrar de mi país porque pronto volveré”, ha dicho el opositor que en breve iniciará los trámites para lograr el estatuto de refugiado.

Ha agradecido la “labor increíble” de España para lograr su salida de prisión y “poder ver el amanecer en un país libre”, si bien ha recordado que “todavía hay compañeros presos, sufriendo, retenidos y con graves problemas de salud”, por lo que ha manifestado su “compromiso” para lograr su excarcelación.

Ahora, Saleh “está en manos del Gobierno de España” y debe “seguir las indicaciones” del Ejecutivo y de la Cruz Roja.

Rodeado de compatriotas y opositores venezolanos, el dirigente estudiantil ha pedido unidad para rescatar la democracia y la libertad en su país porque “Venezuela está sufriendo” y “la agenda de los venezolanos no es el caos, sino el desarrollo”.

MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook