llega a España el manual revolucionario de Nadya Tolokonnikova


Agentes antidisturbios arrestan a las integrantes del grupo punk Pussy Riot Maria Aliokhina (i), Nadezhda Tolokonnikova (c), y su marido, Piotr Verzilov (centro derecha) durante una protesta delante del tribunal de distrito de Zamosvoretsky, en Moscú (Rusia).
Sergei Chirikov / EFE

“Virgen María, Madre de Dios, ¡echa a Putin!“, así rezaba la canción que catapultó a las Pussy Riot a la fama internacional… y a una cárcel rusa en 2012. Las tres integrantes de este grupo activista punk, Nadya Tolokonnikova, Yekaterina Samutsévich y María Aliójina, entraron en la catedral Cristo Salvador de Moscú, con sus coloridos pasamontañas para cantar la mencionada canción protesta. Fueron condenadas a dos años de prisión, aunque recibieron apoyo desde todos los puntos del planeta.

Desde entonces, convertidon en un icono global, este colectivo punk, anarquista, profundamente feminista y abiertamente contrario al gobierno de Vladimir Putin se ha seguido dejando sentir. En prisión, Nadya Tolokonnikova se declaró en huelga de hambre para denuciar los abusos que se vivían en la prisión donde estaba. Se dejaron ver en los juegos de invierno de Sochi y en la reciente final del Mundial de Rusia. Hace unos días, el colectivo denunciaba que uno de sus miembros había sido envenenado.

La próxima semana llega a España El libro Pussy Riot (traducción de Rosa Sanz, Roca Editorial), escrito por una de las tres fundadoras del grupo, Nadya Tolokonnikova, un cruce desenfadado y directo, entre autobiografía y manual de activista. Mezclando optimismo, aires punk y una actitud feminista decida y rebelde contra el autoristarismo, la injusticia y la corrupción, Tolokonnikova (nacida en Siberia en 1989) estructura el texto en diez consignas para hacer la revolución. Y a través de ellas, articula el relato de su vida y de sus ideas. La activista fue reconocida en 2014 con el premio Hannah Arendt de Pensamiento Político.

20minutos.es avanza este domingo parte de un capítulo de esta obra donde la autora explica sus ideas feministas y cómo entiende este movimiento. Tolokonnikova se enfrenta a los tópicos que se preguntan que qué más quieren las mujeres, si ya lo han conseguido todo, y defiende que el feminismo es bueno para todos, incluidos “los hombres y los transgénero. El feminismo es bueno”. Es un tono provocador, la autora asegura: “Me considero una zorra y una mala pécora, y a mucha honra. A lo largo de la historia, las mujeres que fueron acusadas de ser malvadas eran fuertes y poderosas. Solo hay que fijarse en la brujería y en la caza de brujas”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook