Liberan a la joven que transmitió por Instagram el accidente en el que falleció su hermana de 14 años | Noticias Univision Estados Unidos


LOS ÁNGELES, California.- Obdulia Sánchez, la joven que transmitió en vivo por Instagram el accidente automovilístico en el que perdió la vida su hermana de 14 años en 2017 en el valle central de California, fue puesta en libertad después de pasar más de dos años en una prisión estatal.

Un juez la condenó a seis años y cuatro meses de cárcel en febrero de 2018. Ella estuvo detenida desde que ocurrió el accidente en el que murió su familiar. Su fianza era de 560,000 dólares.

Por su buen comportamiento y por créditos académicos que obtuvo en un penal estatal, Sánchez fue liberada bajo supervisión el 21 de septiembre, cuatro años antes de la fecha fijada por el juez, confirmó el Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California (CDCR).

Las autoridades aseguran que la tarde del 21 de julio de 2017 la joven conducía ebria por una carretera de Merced, en el valle central de California, y al mismo tiempo usaba su teléfono celular para transmitir en vivo en las redes sociales. Entonces tenía 18 años.

En el video ella aparece cantando y dirigiéndose a la cámara mientras maneja. En el asiento del pasajero iba su hermana menor Jacqueline Sánchez, de 14 años, y en la parte trasera estaba su amiga Manuela Ceja, también de 14.

De pronto, la grabación muestra cómo Obdulia pierde el control del vehículo y se vuelcan en un campo cerca de la intersección de Henry Miller Road y la carretera 140, al norte de Los Baños. Como resultado del accidente, su hermana Jacqueline murió en la escena y la otra adolescente se lesionó.

Obdulia siguió transmitiendo en vivo lamentando lo sucedido. Esto causó aún más indignación en la comunidad. “Esto es lo último que quería que pasara, pero pasó. Jacqueline, por favor, despierta. Esto es lo último que quería que pasara”, dice la joven en estado de ebriedad.

“Maté a mi hermana. Sé que iré a la cárcel, pero no me importa. Lo siento, bebé. Descansa en paz, cariño”, agrega. Documentos judiciales indican que unos 90 minutos después del accidente, Obdulia tenía un nivel de alcohol en la sangre de 0.106, por encima del máximo permitido por la ley.

Según la Administración Nacional de Seguridad en la Carretera (NHTSA), estos son los efectos que por esa cantidad de alcohol consumido habría experimentado la joven conductora: deterioro del control y del tiempo de reacción; dificultad para hablar, deficiencia de la coordinación y lentitud para pensar; y habilidad reducida para mantenerse en el carril y para frenar de manera adecuada.

En febrero de 2018, un juez la sentenció a seis años y cuatro meses de prisión por los delitos de homicidio involuntario, conducir en estado de ebriedad y poner en peligro a un menor de edad. Ella no refutó los cargos.

En su audiencia condenatoria, la joven expresó su remordimiento: “Lo siento mucho, si pudiera tomar el lugar de mi hermana, lo haría. Mi negligencia mató a mi hermana. Fui una estúpida, inmadura e irresponsable”.

Purgando su condena, Obdulia concluyó un programa que permite a los reos que cometieron delitos graves o violentos cumplir el resto de su condena en la comunidad. Les ofrece servicios para su reinserción en la sociedad, incluyendo tratamientos contra el abuso de sustancias. Ella se inscribió en ese programa desde el 8 de noviembre de 2018.

En fotos: Los peores accidentes de tránsito de 2017 en California

Loading



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: