Laura Escanes comparte con sus seguidores los duros momentos del posparto


Laura Escanes ha descubierto poco más de una semana después de dar a luz que la maternidad no es de color rosa. La influencer ha sido madre por primera vez con su pareja Risto Mejide de una niña llamada Roma, que le ha despertado profundas reflexiones sobre su nueva vida en familia.

A través de sus redes sociales, la modelo ha hablado de las “sombras” del posparto y los duros momentos por los que está pasando. Al igual que ha compartido momentos bonitos de su nueva etapa, no ha dudado en reconocer que ha “llorado como nunca” y que está viviendo “miedos, dudas e inseguridades que nunca le habían invadido”.

Como muchas madres, y también padres, se pregunta si lo estará haciendo bien. “La miro y me pongo a llorar si pienso en que algo malo le puede pasar. Y a la vez, desde que llegó Roma no puedo ser más feliz. Cuando la tengo encima y escucho sus suspiros se me pasa todo”, apunta.

Desde que la pequeña nació hace ya diez días, amos progenitores han compartido con sus seguidores varias instantáneas, de los momentos antes del parto y de las primeras horas en famila. También del progreso y recuperación del cuerpo tras los primeros días después de dar a luz y ahora también las primeras dudas y reflexiones.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: