La reina Letizia inaugura el primer museo británico de arte español



La reina Letizia inauguró el martes el primer museo británico dedicado exclusivamente al arte español, con obras reunidas por un millonario enamorado de la pintura del Siglo de Oro, que busca con este proyecto impulsar la economía de una deprimida localidad inglesa.

Todo empezó cuando en 2012 el financiero londinense Jonathan Ruffer, fundador de una importante firma de inversiones, supo que la localidad de Bishop Auckland, en el extremo norte de Inglaterra, se disponía a vender su excepcional colección de cuadros de Zurbarán (1598-1664).

Los 12 lienzos, retratos a tamaño real de Jacobo y 11 de sus hijos -Benjamín, el 12º, pertenece a otro coleccionista- iban a abandonar este municipio de 24,000 habitantes en cuyo castillo residían desde su adquisición en 1756 por un poderoso obispo local.

“Pensó que era una pena para la ciudad y que debíamos comprar los cuadros, pero al final acabamos adquiriendo los cuadros, el castillo y las tierras circundantes”, explica su esposa, Jane Ruffer, cuyo marido, de 70 años, no pudo asistir a la inauguración por haber contraído la Covid-19.

“La cuestión fue entonces qué hacer con ello”, agrega, recordando que “si en el pasado el pueblo había servido al castillo y al obispo, nosotros queríamos darle la vuelta” y beneficiar a una población en decadencia desde el cierre de las minas de carbón a finales del siglo XX y el alto desempleo que provocó.

Diez años y 200 millones de libras (262 millones de dólares) después, lograron reunir 120 obras de grandes maestros españoles de los siglos XVI y XVII, desde el Greco hasta Murillo, pasando por Velázquez y Juan de Juanes, expuestas en la bautizada como “Spanish Gallery”.

Y que la realeza de ambos países, representados por la reina Letizia y el príncipe de Gales, Carlos, heredero al trono de 73 años, viajasen 400 km al norte de Londres para inaugurar el martes el museo, ante la excitación de un nutrido grupo de escolares y curiosos amasados a sus puertas.

Les acompañó con sus explicaciones el director de la National Gallery londinense, Gabriele Finaldi, gran conocedor de la pintura española tras haber sido de 2002 a 2015 director adjunto de conservación e investigación en el madrileño Museo del Prado.

Letizia, que ya en 2019 había inaugurado junto al príncipe Carlos una histórica retrospectiva en Londres del impresionista Joaquín Sorolla, “se mostró muy interesada en ver esto como un foco de arte español fuera de España”, explicó Ruffer.

Abierta al público el pasado octubre, la Spanish Gallery es la mayor colección británica de pintura del Siglo de Oro fuera de Londres y el único museo de todo el país consagrado al arte español.

“Algunos museos tienen una sala, pero el Meadows Museum de Texas y este son los únicos dedicados a España”, subraya la filántropa, que con su esposo dedicó diez años a encontrar y adquirir estas piezas en subastas con la ayuda de dos expertos.

Afirma que están “trabajando en un proyecto a largo plazo” para que el museo y el castillo, que reabrió en 2019 tras una larga restauración, se conviertan en un imán turístico que impulse la economía local con el establecimiento de hoteles, restaurantes y otras infraestructuras, explica.

Pero Bishop Auckland, en cuyo castillo gótico conservan el lugar de honor los 12 cuadros de Zurbarán, “tiene muchas conexiones con España”, recuerda Morin Ellis, conservadora del museo.

Por ejemplo “la defensa aquí del catolicismo durante las guerras de religión en la época de María Tudor y Isabel I”, dos reinas inglesas del siglo XVI, frente a la iglesia anglicana, señala.

Y “muchas de las familias ricas que hicieron fortuna con las minas iban a España a comerciar en Sevilla y Cádiz (…) y compraban arte español”, subraya, recordando que en la actualidad ya no es posible sacar arte local del país.



Source link